EFEValència

La Comunitat Valenciana ha reducido su deuda pública en 162 millones de euros en el último trimestre, de 47.084 a 46.922 millones de euros, a pesar de lo cual la valenciana sigue siendo la autonomía con mayor deuda en relación al PIB, con un 41,6 %, por delante de Castiilla-La Mancha (35 %), Cataluña (33,9%) y Murcia (30,3%).

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, la reducción de deuda obedece principalmente a que algunos de los vencimientos que se han tenido que atender en estos tres primeros meses del año se han cubierto mediante anticipos a cuenta con cargo a la liquidación definitiva de los recursos del sistema de financiación del ejercicio 2017, que se liquidará el próximo mes de julio, y no por la vía del FLA, que no se recibió hasta el mes de abril.

De acuerdo con los datos publicados hoy por el Banco de España, la ciudad de València se sitúa como la cuarta más endeudada de España (427 millones) por detrás de Madrid (2.726), Zaragoza (849) y Barcelona (812).

A nivel nacional, la deuda del conjunto de las Administraciones Públicas cerró marzo en 1,2 billones de euros, tras sumar 27.149 millones frente al cierre de 2018, lo que equivale al 98,7 % del PIB y supone un nuevo récord.

La mayor parte del endeudamiento es de la Administración Central, que terminó el primer trimestre del año con 1.069.790 millones, lo que supone el 87,9 % del PIB.

La deuda de las comunidades autónomas se situó en 296.658 millones, el 24,4 % del PIB, mientras que la de las administraciones locales ascendió a 25.979 millones, el 2,1 %.

En cuanto a la Seguridad Social, sumó 43.068 millones de deuda, el 3 % del PIB.

El ratio global sobre el PIB del primer trimestre de 2019 supone 1,6 puntos más que el cierre de 2018, pero se mantiene igual frente al mismo trimestre del año pasado.

La previsión del Gobierno para este año es que la deuda se sitúe en el 95,8 % del PIB.

En todas las administraciones, la deuda crece frente al último trimestre de 2018 y marca cifras récord.

En el caso de la Administración Central, se sumaron 22.518 millones frente a diciembre de 2018, el mayor incremento; mientras que las comunidades autónomas elevaron su deuda en 3.530 millones y las corporaciones locales prácticamente la mantuvieron con 199 millones más.

La Seguridad Social elevó en 1.874 millones la deuda frente al último trimestre de 2018.

Frente al mismo trimestre del año anterior, la deuda pública crece un 3,3 %, 38.549 millones más, con alzas del 4 % para la Administración Central, 41.235 millones más, y del 2,4 % en el caso de las comunidades, con 6.980 millones.

En cuanto a la Seguridad Social, el incremento interanual es del 57,4 % con 15.705 millones más.

Las corporaciones locales reducen su deuda en la comparativa interanual en un 10,4 % con 3.014 millones menos.

De entre las principales ciudades españolas, solo Las Palmas -que contaba con endeudamiento cero al cierre de 2018- sumó 10 millones de euros, en tanto que Alicante (25 millones) y Bilbao (4 millones) la mantuvieron sin cambios.

Del resto de ciudades, destacan los recortes realizados por Córdoba (157 millones) y Sevilla (269 millones), que consiguieron reducir sus deudas un 3,6 % y 3,5 % respectivamente.

La ciudad más endeudada sigue siendo Madrid con 2.726 millones de euros, un 1,3 % menos que a cierre de 2018 después de reducir su endeudamiento en 36 millones, aunque se encuentra muy lejos de su máximo histórico en 2012 con 7.733 millones de euros.

A la capital le siguen como más endeudadas Zaragoza (849 millones), Barcelona (812 millones) y Valencia (427 millones).

Las empresas públicas acumularon 35.453 millones de euros de deuda en el primer trimestre del año, 663 millones menos que a cierre de 2018, lo que supuso que el total de la deuda fuera del 2,9 % del PIB, una décima menos que tres meses antes.

Desglosada esta cifra, las empresas públicas propiedad de la administración central acumularon 28.942 millones de euros de deuda (2,4 % del PIB), las de las comunidades autónomas sumaron 3.105 millones de euros (0,3 % del PIB), en tanto que empresas públicas de las corporaciones locales se endeudaron hasta los 3.406 millones (0,3 % del PIB).