EFEValència

Naviera Armás Trasmediterránea ha restablecido la línea Valencia-Ibiza-Valencia del ferry Ciudad de Ibiza, que ha programado cinco rotaciones semanales, con salidas diarias de jueves a domingo a las 22.30 horas desde Valencia y regreso de lunes a viernes a las 12.30 horas desde la isla.

Según ha informado la compañía en un comunicado, la favorable evolución de la crisis sanitaria de la COVID-19 ha permitido que el primer grupo naviero de España pueda recuperar progresivamente aquellos enlaces que habían sido suspendidos y en el caso de Baleares, este es el primer paso.

También se ha programado un servicio de refuerzo para carga los viernes por la noche en la línea Valencia-Palma, con lo que se garantizan las necesidades de transporte de los clientes de la compañía.

El director comercial de Naviera Armas Trasmediterránea, Miguel Pardo, ha afirmado que "este primer paso, con el restablecimiento de la línea Valencia-Ibiza, es una buena señal para que vayamos recuperando la deseada normalidad en nuestros servicios".

"En los próximos meses, el transporte marítimo va a ser el gran protagonista de las conexiones entre la Península y Baleares, pues ofrece una serie de garantías que en estos momentos son fundamentales y generan confianza, sobre todo teniendo el verano en ciernes", ha añadido.

El buque Ciudad de Ibiza tiene capacidad para 219 pasajeros y una gran capacidad de bodega, de 1.400 metros lineales, con lo que garantiza las necesidades de los cargadores de Ibiza.

De 16.686 toneladas de registro bruto, mide 159,70 metros de eslora, 23,20 metros de manga y 6,20 metros de calado y mantiene una velocidad de 22 nudos.

Naviera Armas Trasmediterránea ha recordado que es obligatorio el uso de mascarillas que cubran nariz y boca para todos los pasajeros que viajen en sus buques aunque no será necesario dentro de sus propios camarotes.

La compañía ha recordado que cumple un exigente protocolo de higiene y desinfección en todos sus buques con el objetivo de garantizar la seguridad de pasajeros y tripulación y con el firme propósito de evitar la propagación del contagio del COVID-19.

De esta forma, se mantienen, de manera habitual y constante, protocolos de limpieza extremadamente exigentes en todos sus buques aumentado el número de servicios en profundidad con el fin de desinfectar toda la flota con productos específicos de grado hospitalario debidamente autorizados.

La compañía, además, ha dotado a toda su flota de geles desinfectantes para uso de los pasajeros y de la tripulación, y ha destacado que el aire procedente del exterior se renueva al 100 %, en todos sus buques, lo que reduce la posibilidad de contagio por esta vía.

En lo relativo a distancias de seguridad, los conductores de camiones viajan en camarotes individuales para minimizar el riesgo de contagio y se garantiza también para el pasaje dado el espacio y las dimensiones de los buques.

Los tripulantes y empleados de Naviera Armas han recibido instrucciones claras y precisas de cómo actuar y los buques están en contacto permanente con el personal de prevención en tierra para plantear cualquier duda o problema que pudiera surgir a bordo y actuar con la mayor rapidez posible.