EFEValència

El tercer Congreso Nacional de Vivienda, que estaba previsto celebrar los días 10 y 11 de febrero en València, ha sido aplazado al 20 y 21 de septiembre como medida de prevención ante la alta incidencia de casos de covid-19.

La decisión de aplazar el encuentro, que se celebrará en el Palacio de Congresos de València, ha sido adoptada por la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCEspaña), las Promotoras de Valencia (APROVA) y el comité organizador, según han informado en un comunicado conjunto.

Según indican, el aumento del número de contagios debido a la nueva variante de la covid-19 y la cautela por salvaguardar la salud de los asistentes han sido los dos motivos que han empujado a este cambio de fechas.

“Por responsabilidad y prudencia hemos decidido aplazar la celebración del congreso prevista para este mes de febrero. El objetivo es alcanzar los 400 asistentes y tal y como está la situación sanitaria hemos considerado que no es el momento de reunir a este número de personas”, ha señalado Daniel Cuervo, secretario general de APCEspaña.

La nueva edición, que contará con el mismo formato y ponentes ya anunciados, tiene como objetivo definir cuáles son los retos de la sociedad para poder satisfacer el derecho constitucional del acceso a la vivienda y los obstáculos que existen en la actualidad para que las nuevas generaciones accedan a una vivienda digna.

Además, se abordarán todas las cuestiones que surjan en los próximos meses a raíz de los “Fondos Europeos de Recuperación” y las nuevas leyes previstas que afectarán al sector de la vivienda, según las fuentes.

El congreso contará con la participación de urbanistas, sociólogos, arquitectos, los más destacados miembros de los sectores vinculados al residencial y la administración pública, para reflexionar sobre los nuevos consumidores y las nuevas formas de vivir.

El tercer Congreso Nacional de Vivienda pretende incidir en la importancia capital de la cooperación de los operadores privados con las Administraciones públicas, y al mismo tiempo se debatirá sobre la carencia de suelo, las trabas burocráticas y la lentitud en la concesión de licencias, la falta de un parque de viviendas de alquiler o una revisión amplia de las líneas de actuación que han adoptado otros países para derribar estos obstáculos. E