EFEAlicante

La Universidad de Alicante (UA) trabaja en una posible cura contra la plaga que azota los almendros en las comarcas del norte de la provincia alicantina, la bacteria Xylella fastidiosa, a través de un convenio con la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica.

El convenio describe un compromiso de financiación a cuatro años para desarrollar el proyecto "Investigación e implementación de estrategias microbiológicas para combatir el crecimiento de Xylella fastidiosa en la Comunitat Valenciana".

En el trabajo intervienen tres expertos de la UA como investigadores principales: Francis Mojica, microbiólogo y descubridor del sistema de reparación genética CRISPR; Jesús García, también microbiólogo, y César Bordehore, biólogo y especialista en modelización de sistemas dinámicos y coordinador de la Estación Científica Montgó-Dénia (ESCIMO-Dénia).

El proyecto, que se desarrolla tanto en los laboratorios del campus de la UA como en la Estación Científica Montgó en Dénia, pretende abordar una posible solución de esta enfermedad vegetal a partir de la utilización de proteínas naturales codificadas en el propio genoma de Xylella fastidiosa.

"Aunque está en una fase inicial, al menos a nivel de laboratorio se han identificado moléculas activas (denominadas endolisinas) que podrían ser candidatas a una futura acción preventiva tipo vacuna (aunque realmente no lo es) o curativa similar al efecto de un antibiótico para luchar contra esta plaga que azota varios países y diferentes especies vegetales", según Bordehore.

La repercusión de esta investigación puede ser significativa en el sector agrícola porque esta problemática no solo afecta al almendro en las comarcas del norte del territorio alicantino, sino también a otras especies (olivo, cítricos, vid, entre otros) en diferentes países del mundo, según fuentes de la UA.