EFEValència

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación, Labora, ha aprobado la realización de 246 cursos gracias a las subvenciones destinadas a talleres de empleo de la Comunitat Valenciana, de los que se beneficiarán unas 1.330 personas en paro para poder mejorar su empleabilidad mientras reciben un salario.

Este programa mixto de empleo y formación se desarrollará en 68 municipios a lo largo de toda la Comunitat Valenciana. El reparto de talleres será de 87 cursos con 470 alumnos en Alicante, mientras que en Valencia se ofertarán 105 proyectos, con un alumnado de 580 personas, y en Castellón se realizarán 54 talleres de empleo, que acogerán a 280 personas.

A través de esos talleres gratuitos, según Labora, “el alumnado desarrolla un trabajo efectivo mediante el contrato para la formación y el aprendizaje, a la vez que recibe un sueldo y realiza obras o servicios de interés general en su localidad”.

Estos talleres, con una duración de doce meses, permitirán obtener un certificado de profesionalidad que acredite los conocimientos adquiridos.

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, ha explicado que este programa tiene un triple beneficio, porque "se realizan labores de mejora en las localidades, las personas desempleadas consiguen formación y, también, se les garantiza una remuneración desde el principio".

Para poder inscribirse en estos cursos, los demandantes deben tener 25 años como mínimo y estar inscrito en el servicio público de empleo como desempleados. Además, las mujeres víctimas de violencia de género, las personas con discapacidad, las personas en situación de riesgo, los solicitantes mayores de 55 años, las personas con baja cualificación o aquellas que están paradas de larga duración serán las prioritarias para acceder a estos cursos.

"Nuestro objetivo es que las personas desempleadas puedan desarrollar sus capacidades y adquirir nuevas habilidades para aumentar sus posibilidades de encontrar empleo", ha concluido Nomdedéu.