EFEValència

Las alegaciones presentadas al anteproyecto de la nueva terminal del puerto de València han limitado el alcance de dos elementos de la futura infraestructura: el dique de abrigo, que no será necesario prolongarlo en 500 metros, y el dragado de acceso, que se quedará en la cota de los entre 18 y 19 metros actuales en lugar de 22,5 metros en aguas exteriores.

Con estas modificaciones que anunciará la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) este viernes se asume la orientación de las alegaciones críticas, que alertaban de efectos perniciosos sobre las playas del sur, con la defensa de la necesidad de una nueva declaración de impacto ambiental (DIA).

El presidente de la APV, Aurelio Martínez, ha dicho en reiteradas ocasiones que las alegaciones asumibles se tendrían en cuenta con la intención de mejorar el proyecto de ampliación, considerada necesaria por el puerto y el entorno empresarial ante la previsión de incremento del tráfico de contenedores en los próximos años.

Según el anteproyecto del nuevo muelle, las obras consisten en un nuevo muelle y el dragado a la cota de -22,5 metros en aguas exteriores y a -20 metros en aguas abrigadas, y la prolongación del dique de abrigo en 500 metros, elementos que finalmente no serán necesarios.

La elaboración de una nueva DIA ha sido rechazada por el puerto al considerar que seguía vigente la DIA de 2007, que fue favorable por parte de la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático y que se hizo con motivo de la ejecución entre 2008 y 2012 de las obras de abrigo de la ampliación norte.

Tras la sesión del consejo de administración de la APV este viernes, su presidente informará de estas modificaciones en el diseño del proyecto, que han sido anunciadas este jueves por el president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la sesión de control en Les Corts Valencianes.

Según un informe elaborado por un equipo del Instituto de Transporte y Territorio de la Universitat Politècnica de València, la nueva terminal es una obra interior, de relleno, y por eso no puede tener efectos sobre las playas, según aseguró el catedrático de Puertos y Costas Vicent Esteban en la presentación del estudio.

También consideró que los buques de mayores dimensiones, de hasta 25.000 TEU, tienen un calado adicional de un metro respecto a lo recogido en la declaración de impacto ambiental, lo que no supone necesidades de dragado.

La nueva terminal despertó el interés de la firma Terminal Investment Limited (TIL), filial del grupo MSC, que propone realizar una inversión de mil millones de euros.

El tráfico de contenedores se duplicará en los próximos 30 años y llegará a los 10,5 millones de TEU en 2050.

Actualmente operan en el puerto de Valencia tres terminales de contenedores con una capacidad de 6,1 millones de TEU: APM Terminals, CSP-Valencia (COSCO) y MSCT.

El de Valencia fue en 2018 el quinto puerto europeo en tráfico de contenedores por detrás de Rotterdam, Amberes, Hamburgo y Bremerhaven, y es el primero en España en contenedores, en tráfico import/export, en tráfico total, en carga general, en tráfico rodado y en vehículos automóviles.