EFEValència

Las exportaciones de azulejos han caído en los meses de paralización por la pandemia en porcentajes de casi el 50%, con una caída de facturación severa.

La exportación a Francia, Reino Unido e Italia ha caído en marzo fuertemente, pese a estar en una fase muy inicial de la pandemia, mientras que las estadísticas de exportación de abril y mayo reflejarán bajadas mucho más duras.

"Todas las evidencias apuntan a que en los meses de abril y mayo las estadísticas arrojarán cifras más negativas a nivel mundial debido a que son los meses en los que se han aplicado restricciones más severas para luchar contra la pandemia, y que han tenido un impacto directo sobre la demanda", explica en una nota la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER), creada en 1977.

Estos datos concuerdan con las primeras impresiones del efecto de la pandemia en el sector, que ASCER trasladó a principios de abril y que situaban la caída de la demanda internacional a finales de marzo por encima del 50%. Del mismo modo, según las encuestas internas más recientes, solo en el mes de abril se han dejado de facturar 160 millones €, una caída del 45 %.

Asimismo, la facturación correspondiente a la exportación ha caído un 40% en el mismo mes, coincidiendo en el tiempo con la curva creciente del impacto del virus a nivel mundial. Las empresas del sector han reportado una bajada de los pedidos de un 50% lo que muestra la clara caída de la demanda y, en consecuencia, la más que previsible disminución de la facturación en los próximos meses. La producción también comienza a descender con una caída acumulada hasta marzo del -1,9% (IPI).