EFEValència

La Asociación de Entidades Concesionarias de la Comunidad Valenciana para la Inspección Técnica de Vehículos (AECOVA-ITV) se ha ofrecido a seguir prestando el servicio público hasta que la Generalitat esté preparada para asumirlo, al considerar que va a tener dificultades para cumplir los tiempos marcados.

Representantes de AECOVA-ITV se han reunido este miércoles con la Conselleria de Economía para tratar sobre este servicio, cuyo contrato de concesión finaliza el 31 de diciembre de este año.

En el encuentro han trasladado su predisposición para seguir prestando el servicio el tiempo que sea necesario hasta que la Administración esté preparada para asumirlo "con garantías, en beneficio de las conductoras y de los conductores de la Comunitat Valenciana, de los más de 1.200 trabajadores de las estaciones y de la eficiencia económica a favor del contribuyente", según el portavoz de la asociación, Francisco Llopis.

"Como hemos demostrado, las empresas tenemos capacidad para ayudar en esta transición a la Generalitat, con transparencia, lealtad institucional y vocación de servicio público", ha indicado Llopis.

La experiencia en la gestión de las ITV y los indicadores sociales, económicos y laborales que conocen "hacen defender una transición ordenada al nuevo modelo de gestión que pretende establecer el Consell", según indica la asociación.

Considera que no se debe hacer con las prisas de "unas fechas condicionadas por una decisión política y por una interpretación poco veraz de la situación logística y humana" de las estaciones, a tenor de los estudios e informes que ha manejado la Conselleria para dar este paso, que a su juicio son "previsiones que no atienden la realidad de las ITV".

AECOVA-ITV ha reiterado su petición de prórroga de la concesión por el parón de la pandemia del coronavirus y las situaciones extraordinarias que ha provocado. EFE

im