EFECastelló

Las lonjas de la provincia de Castellón -Benicarló, Borriana, Castelló, Peñiscola y Vinaròs- capturaron más de 7.866 toneladas de pescado y marisco local en 2019 y generaron un negocio de 27,5 millones de euros y generan 707 puestos de trabajo.

Estos datos suponen el 36,2 % del pescado y marisco total en la Comunitat Valenciana, según han informado fuentes de "Peix de Llotja" en un comunicado.

Las lonjas de Benicarló, Borriana, Castelló, Peñiscola y Vinarós son cinco de las cerca de 20 cofradías de la Comunitat Valenciana que trabajan bajo la marca de garantía "Peix de Llotja", gestionada por la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA).

Esta propuesta nació en 2017 de la mano de la Conselleria de Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climática y Transició Ecològica, junto con las federaciones provinciales de cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana.

Este distintivo pretende dar valor y reconocimiento a los trabajadores del sector, que proporciona empleo a cerca de 8.000 personas, de las cuales 3.000 lo hacen a través de empleos directos. Entre las cinco cofradías de la provincia de Castellón se generan 707 puestos de trabajo.

A través de los 588 buques de la Comunitat Valenciana, 155 en la provincia de Castellón, se consiguió desembarcar más de 22.000 toneladas de pescado y marisco recogido en los más de 500 kilómetros de costa en la Comunitat Valenciana.