EFEValència

La dirección de Lladró y los miembros del comité de empresa y de las secciones sindicales de las cuatro empresas que conforman el grupo empresarial han establecido 89 días de suspensión de empleo para las firmas Lladró, S.A. y Diasa, S.L. y 92 para Arte y Porcelanas, S.A. y Porsa, S.A.

Ambas partes han finalizado la negociación emprendida el pasado martes para la aplicación de "medidas con las que hacer frente a la situación, sin precedentes, provocada por la crisis del coronavirus", señala la dirección del grupo de porcelanas en un comunicado.

Fuentes del comité de empresa han señalado a EFE que estos ERTE -negociados a lo largo de esta semana- afectarán, al menos, a unos 250 trabajadores, que son los que forman parte del área de producción (Lladró y Arte y Porcelanas) del grupo, la más numerosa en cuanto a plantilla, pues la otra corresponde a secciones comerciales.

Asimismo, han detallado que el período de ejecución de estas medidas de suspensión de empleo será de abril a diciembre, con aproximadamente una semana al mes de trabajo y otras tres de paro.

Desde el comité de empresa han señalado que este ERTE sustituirá al que ya estaba vigente hasta finales de este año, que contemplaba producir al 50 % durante el primer trimestre de 2020 para ir aligerando las existencias de producto.

Ese ERTE que ahora queda sustituido continuaba la dinámica de ajustes de empleo que la empresa inició hace más de una década, con continuos expedientes de regulación de empleo, ya sean despidos o suspensiones temporales.

En su comunicado de este viernes, la dirección apunta que "el alcance internacional de la firma, que sufre las oleadas de la pandemia en los diferentes países, así como el cierre de las boutiques, puntos de venta autorizados y distribuidores Lladró en España y en el resto de países en lo que opera la compañía, requieren de medidas urgentes para hacer frente a las importantes consecuencias económicas derivadas de esta situación".

Según el grupo, "a pesar del difícil escenario y del importante esfuerzo que va a requerir a todos los miembros de la empresa, las partes coinciden en que estas medidas son el paso para superar la situación e ir recuperando la normalidad tan pronto como sea posible".

El equipo humano seguirá siendo, según la empresa, "la pieza clave para enfrentar este nuevo reto, volver a poner en marcha todas las activaciones a nivel de producto, distribución y líneas de negocio y regresar, cuanto antes, al camino emprendido hacia la recuperación y crecimiento de la compañía".