EFEAlicante

Los hoteles y restaurantes de Alicante tienen prácticamente completas las reservas entre el sábado y el lunes gracias a la corrida con cuatro astados en solitario del diestro José Tomás este domingo (7 de agosto) en la plaza de toros, un acontecimiento que dejará al sector turístico de la ciudad más de 3,5 millones de euros.

Con un aforo de 11.500 espectadores, la plaza de toros alicantina estará a rebosar con público de 44 provincias españolas y una docena de países de varios continentes, que en apenas 30 minutos agotaron las entradas puestas a la venta por Internet el pasado 28 de mayo con 800 operaciones de compra por minuto.

Se trata de la segunda y hasta ahora última corrida confirmada para el actual 2022 del diestro de Galapagar (Madrid), de 46 años, después de tres años de parón, en el marco de la pandemia sanitaria de la covid-19. La anterior y primera fue el 12 de junio en Jaén, también con récord de expectación.

Desde la cogida por el toro 'Navegante', en 2011, que casi le cuesta la vida, y su reaparición un año después, las actuaciones de José Tomás han sido contadas y se han convertido en auténticos acontecimientos a los que "peregrinan" miles de acérrimos seguidores.

En Alicante, José Tomás se enfrentará a cuatro astados de las ganaderías Garcigrande, Victoriano del Río y Juan Pedro Domecq y se prevé que los aficionados lleguen a partir de hoy por tierra, mar (algunos en yates al puerto de la ciudad) y aire (se prevé la llegada de algún jet privado del continente americano).

El empresario de la plaza de toros, Nacho Lloret, ha relatado a EFE que el "lleno" del sector turístico de Alicante será parecido a las fiestas mayores de la ciudad, las Hogueras de San Juan, ya que para estos días "cuesta encontrar una habituación o una mesa para comer".

La última corrida en solitario de José Tomás en Alicante fue en 2016 y, entonces, el ayuntamiento calculó que tuvo un impacto de 3,5 millones de euros, una cifra que con total seguridad se rebasará en esta ocasión.

El presidente de la Cámara de Comercio alicantina, Carlos Baño, ha indicado a EFE que la corrida supone una "muy buena promoción para la provincia y un atractivo turístico, además de económico".

En torno a la corrida y al coso taurino se han programado numerosas actividades bajo la denominación 'Tendido Único', que incluye un espacio gastronómico con un menú a base de carne de otro de lidia del dos estrellas Michelin Mario Sandoval, así como una 'fan zone' con comida y música en el Panteón de Quijano y una exposición fotográfica sobre el diestro de Galapagar.