EFEValencia

Representantes de distintos sectores empresariales de la Comunitat Valenciana han reclamado este viernes soluciones "a corto plazo" para paliar las subidas a los costes energéticos.

A iniciativa de la Confederacióón Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), han mantenido un encuentro con directivos de Iberdrola para analizar los efectos que está teniendo en las empresas valencianas el aumento de los costes energéticos y los derivados de las nuevas cargas regulatorias impuestas por el Gobierno.

Durante la reunión, celebrada en la sede de la CEV, los representantes empresariales han mostrado su preocupación por el encarecimiento de los costes de las empresas y la reducción de márgenes, debido a la subida de precios de elementos esenciales para su producción como la luz, el gas o las materias primas.

En un mercado global, estos elevados costes "lastran la competitividad de las empresas valencianas", motivo por el cual demandan una "normativa clara que de estabilidad", señala la CEV en un comunicado.

Los empresarios han mostrado su rechazo a la nueva tasa a toda la energía eléctrica no emisora que incluye el Real Decreto-ley 17/2021, de 14 de septiembre, de medidas urgentes para mitigar el impacto de la escalada de precios del gas natural en los mercados minoristas de gas y electricidad, por el impacto que tendrá sobre los costes de producción.

Al respecto, han agradecido que la Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, se comprometiese ayer a revisar algunos puntos del Decreto para evitar que las empresas, comercios e industrias con contratos fijos vean alterados sus contratos de suministro.

En opinión de los empresarios valencianos, esta tasa no sólo no soluciona el problema, sino que puede acrecentarlo, porque al aumento de costes se suma la inestabilidad que genera en los diferentes sectores y empresas.

No obstante, consideran que la solución no puede llegar sólo para los contratos fijos, sino que se deben tomar otras medidas que a corto plazo eviten que las empresas estén sometidas a unas subidas de precios de la electricidad, por la volatilidad de precios del mercado, que "son inasumibles para la mayoría".