EFEValència

Los guías turísticos de la Comunitat Valenciana han asegurado este domingo, coincidiendo con el Día Mundial del Turismo, que son una especie en peligro de extinción.

Convocados por su asociación profesional, los guías turísticos han realizado este domingo una concentración en la plaza del Ayuntamiento de València para protestar por la mala situación de la profesión, ya que, según argumentan, "la crisis sanitaria ha causado estragos en el sector, cebándose especialmente en los profesionales que desempeñan funciones de guía turístico".

"El turismo -afirman estos profesionales- ha sido durante décadas, y es, uno de los motores económicos de nuestro país, siendo vital en varias regiones, especialmente la Comunitat Valenciana, y lamentamos que una profesión que ha proporcionado un escaparate en el que lucir lo más granado de nuestra tierra y que ha promocionado nuestros destinos y productos esté sucumbiendo a la situación actual".

A los retos que se enfrentaban, como profesionales de turismo, falta de facilidades fiscales, complejidad burocrática, intrusismo, competencia desleal y falta de regulación, se ha sumado ahora la crisis de la COVID19 que, en su opinión, "está suponiendo el golpe de gracia a la profesión y modo de vida de cientos de profesionales del turismo cuyo objetivo es compartir lo mejor de nuestra tierra con nuestros visitantes y lograr atraer a más personas que colaboren el desarrollo económico de nuestros destinos".

Con esta protesta, la Asociación de Guías Oficiales de la Comunidad Valenciana ha querido "visibilizar la alerta roja que vivimos como profesionales del turismo y que amenaza nuestra actividad profesional".