EFEBenidorm (Alicante)

El sector hotelero de la Comunitat Valenciana ha rechazado la propuesta de incorporar los viajes al extranjero dentro del programa de vacaciones sociales del Imserso para la temporada 2019-2020.

Así lo han hecho público desde la patronal Hosbec a través de un comunicado conjunto con la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), en el que han mostrado su "sorpresa" por el anuncio del propio Imserso, que pretende incorporarlo para la temporada 2019-2020.

La Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana (Hosbec) ha arremetido duramente contra la propuesta, a la que han tachado de "injusta" para todas las empresas que han "sostenido el programa durante los últimos 30 años".

Fuentes de esta entidad han señalado que en ningún país europeo se va a poder contratar una habitación de hotel al "ridículo" precio de 45 euros (IVA incluido) y pensión completa para dos personas (22,50 euros por persona), que es el precio que actualmente se contrata en España.

También han considerado de "lo más inoportuno" destinar un mayor presupuesto a viajes que "no tienen ningún retorno" y que "serán especialmente gravosos".

Además, esta patronal se ha mostrado convencida de que estos viajes "solo beneficiarán a los colectivos de mayor poder adquisitivo que no necesitan de ninguna subvención para visitar otros países".

Hosbec califica de "insultante" esa propuesta al sostener que los hoteleros están trabajando "a pérdidas con este programa", que se mantiene, asegura, "en atención al conjunto de beneficios que genera".

Con todo ello, los hoteleros han indicado que, si existe la posibilidad de destinar más presupuesto, exigen que "éste se aplique a mejorar tanto la oferta de plazas como la retribución por cliente" del sector hotelero español, porque "el presupuesto del programa sale de nuestros impuestos y cotizaciones".

La patronal recuerda, igualmente, que "si se rompe el equilibrio actual" con viajes que "no revierten ninguna rentabilidad para el Estado español o que pueden generar un perjuicio" ello ya no formaría parte del concepto de vacaciones sociales que se ha desarrollado hasta el momento.

Hosbec va más allá y advierte de que este programa es "uno de los pilares" del mantenimiento del empleo en el sector en temporada baja.

"No se puede olvidar que los trabajadores que mantienen su puesto de trabajo en España es el otro contrapeso necesario", expone en el comunicado.

Tanto Hosbec como Cehat han insistido en que el Gobierno invierte 69 millones de euros en el programa de vacaciones sociales que "se convierten en más de 100 de recaudación por cuotas de seguridad social, impuestos y prestaciones por desempleo que se dejan de pagar".

"Una recaudación que se dejaría de ingresar si se favorecen los viajes al extranjero porque los beneficios se quedarían en el país receptor", han concluido.