EFEValència

La Federación Ocio y Turismo (FOTUR), la Asociación de Empresarios de Discotecas (AEDIVA) y la Asociación de Empresarios de Pubs (AEPUB) de la Comunitat Valenciana solicitarán una reunión con la Conselleria de Sanidad para aportar propuestas que posibiliten la apertura de sus locales en la fase 3 de desescalada.

Los empresarios del sector del ocio consideran "incomprensible que se estén realizando fiestas por todo el territorio nacional en locales y pisos privados, incluso botellones, como hemos visto en medios de comunicación, cuando los locales del ocio permanecen cerrados", señalan en un comunicado conjunto.

Recuerdan que el Consejo de Ministros del pasado 28 de abril preveía que pudieran hacerlo con una limitación de aforo, y el sector estaba preparado para realizar pruebas piloto en diversos locales de la Comunitat.

Señalan además que recientemente habían presentado un plan de medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente a la Covid-19 en los locales, junto con el Instituto de Calidad Turística y el visto bueno del Ministerio de Sanidad.

Consideran que la decisión de retrasar la apertura de sus locales supone una "penalización" al sector, que cerró sus puertas el 13 de marzo, antes de que se decretase el estado de alarma.

"Los locales de ocio se han preparado para una desescalada, que se asemeja a una escalada, pues cuentan con todas las garantías y a pesar de ello, se les niega su reapertura", lamentan los empresarios.

Defienden además que los locales de ocio de la Comunitat "no tienen nada que ver con los macroespacios de ocio de Ibiza, que dan por perdida la temporada dado que son espacios con grandes aforos".

Aseguran asimismo que disponen de "todas las garantías y medidas sanitarias necesarias", para que las actividades lúdico-festivas se desarrollen con total seguridad para clientes y trabajadores, de un servicio específico de admisión y en algunos casos de vigilantes de seguridad privada.