EFEValència

El Comité de Empresa de Ford Almussafes ha reivindicado ante la cúpula directiva de Ford Europa una "tormenta eléctrica" para la planta valenciana que asegure su futuro y el del empleo, en la que será clave el funcionamiento del nuevo Kuga en el mercado.

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, y otros directivos han visitado este jueves la factoría valenciana para comprobar el proceso de lanzamiento del Kuga, que llegará al máximo de producción en marzo.

Tras reunirse con representantes del Comité de Empresa, Rowley y los altos cargos de Ford Europa han acudido al Palau de la Generalitat en un modelo Kuga híbrido enchufable, donde han sido recibidos por el president de la Generalitat, Ximo Puig.

El presidente del Comité, Carlos Faubel, ha indicado a Efe que no se ha concretado ningún aspecto relacionado con la planta valenciana dado que no hay decisiones tomadas al respecto, pero la compañía enfila su transición hacia el vehículo eléctrico y en esa línea trabaja.

Para Faubel, responsable del sindicato mayoritario en la planta, UGT, la reunión con Ford Europa muestra "claroscuros" ya que la apuesta por las versiones híbridas en Almussafes son señales "positivas" en ese camino, pero hay que tener en cuenta la planta de motores, que a partir de 2022 reducirá su carga de trabajo.

"Sigue habiendo mucha incógnita e incertidumbre", según Faubel, quien ha insistido ante Rowley en la necesidad de sentarse a hablar de la situación del empleo.

Rowley ha convenido en que es una cuestión que habrá que tratar en un plazo no muy largo, según Faubel, que ha destacado la receptividad y la disposición a buscar soluciones por parte de Ford Europa.

Respecto al Kuga, la cúpula directiva de Ford Europa ha felicitado a la plantilla valenciana por el proceso de lanzamiento de este modelo, que comenzó a fabricar a finales de 2019, el primer vehículo enchufable e híbrido de Ford en el que hay puestas "muchas expectativas".