EFEValència

La mayoría de los trabajadores de Pilkington ha rechazado en asamblea el preacuerdo alcanzado entre CGT, CCOO y UGT y la dirección de la planta de Sagunto en la negociación del ERE, que permitía evitar los despidos traumáticos y garantizaba la continuidad de la línea de laminado.

El preacuerdo estaba sujeto a su ratificación por la asamblea de trabajadores, que se ha celebrado este jueves y en la que la gran mayoría de la plantilla lo ha rechazado, según han informado a EFE fuentes de CCOO.

El principio de acuerdo, que se alcanzó alrededor de las 22 horas de anoche, planteaba evitar los despidos traumáticos a través de prejubilaciones voluntarias, a falta de negociar las condiciones económicas, y de salidas voluntarias, con lo que se garantizaba la continuidad de la línea mientras haya carga de producción.

Los sindicatos defendían que en el contexto actual tener una garantía de continuidad más allá de 2025 es difícil, y ahora deberán analizar la situación para determinar cómo replantean los términos de la negociación con la empresa.

El ERE planteado por la dirección de Pilkington contemplaba inicialmente el despido de 116 trabajadores de los 385 que conforman la plantilla.

Los trabajadores, que iniciaron las protestas el 8 de noviembre, se encuentran en huelga indefinida desde el pasado lunes 22 de noviembre.