EFEValència

Las ventas de los vehículos de ocasión han subido un 4 % este año hasta las 212.740 unidades en la Comunitat Valenciana, por encima de la media nacional, que sube un 1,3 % con un total de 1,9 millones de unidades.

Las previsiones de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) indican que la Comunitat mantendrá el mismo ritmo en la recta final de 2019, cerrando el año con una subida cercana al 4 %, según indican sus datos, que han sido dados a conocer este jueves con motivo de la celebración de la Feria del Automóvil de Valencia.

En lo que va de año mantienen este ritmo de crecimiento del 4 %, en contraste con las ventas de vehículos nuevos, que caen un 11,3 % hasta noviembre en la Comunitat hasta situarse en 121.531 unidades, mientras la media nacional registra un descenso del 5,7 %.

Las matriculaciones en la Comunitat, que representa una cuota nacional del 10,5 %, registran descensos de dos dígitos principalmente por la fuerte caída de las ventas de modelos diésel, de un 34 % (24.837), ante la incertidumbre creada en torno al futuro de estos motores.

Por provincias, Valencia, que acumula un descenso de más del 16,7 % hasta noviembre, es la que peores resultados registra; seguida de Alicante, con un retroceso de más del 10,6 % en lo que va de año. Solo Castellón marca signo positivo, con una leve subida del 2,3 % en lo que va de año.

Sobre los vehículos usados, son los modelos de entre uno y tres años los que tiran del mercado valenciano, con una subida del 27 %, un ritmo de crecimiento más de cuatro veces superior al que registra la media nacional (+6,8 %).

El impulso del turismo en la Comunitat Valenciana conlleva la renovación de flotas de coches de alquiler, que son una fuente de vehículos de ocasión para la región.

Los modelos de entre tres y cinco años también contribuyen en gran medida a los buenos resultados del mercado de ocasión valenciano con un crecimiento del 18 % en lo que va de año.

El impulso de fórmulas de movilidad como el renting se está encargando de nutrir a concesionarios y compraventas con estos modelos, que se renuevan de media cada cuatro años y que al terminar el contrato pasan al mercado de ocasión.

No obstante, el mercado de ocasión valenciano, si bien registra un descenso de los usados de entre 10 y 15 años, que caen cerca de un 7,2 %, experimenta un aumento del 20 % en los usados de más de 20 años, lo que pone de manifiesto la necesidad de poner en marcha planes de incentivo al achatarramiento que retiren a los vehículos más antiguos.

Según su directora general, Ana Sánchez, estos planes deben contemplar incentivos al cambio de coche tanto de nuevos como de hasta cinco años que, cumpliendo con toda la normativa anticontaminación, están actuando como palanca para renovar el parque. EFE

im/cbr