EFEValència

La Asociación de Vendedores del Mercat Central de València presentó este viernes sus alegaciones a las obras de reurbanización de la Plaza del Ayuntamiento con el objetivo de garantizar el acceso de los clientes desde los diferentes barrios de la ciudad y que éstos puedan realizar sus compras con normalidad en este recinto.

En estas alegaciones, sobre las que el colectivo ha informado en un comunicado, han pedido facilitar una mejor atención del servicio de taxi, puesto que aseguran que en la urbanización de la plaza del Mercado no se previeron paradas, pese a que el 75 % de los clientes que visitan el Mercat Central no son vecinos del barrio.

Así, han explicado que, como agente económico que son y al que le afecta la futura urbanización de dicha plaza, también han solicitado un carril de acceso a vehículos autorizados.

Han señalado que con tal de entregar diariamente la compra en el servicio a domicilio, necesitan este carril, ya que el 25 % de los clientes que realizan este tipo de compra residen en Ciutat Vella y por las peculiaridades del servicio -se debe entregar refrigerada y suele ser de peso-, necesitan realizar las entregas en vehículo.

La asociación también ha expuesto que el Mercado Central de València "no es un mercado de barrio", ya que presta servicio a toda la ciudad, y que el hecho de hacer peatonal el entorno del establecimiento ha supuesto hasta un 7 % de pérdida de clientes, que llegaba a través de las líneas de autobús 28 y 81.

Por ello, han destacado haber recibido un número creciente de solicitudes de clientes de las zona norte y este de la ciudad reclamando el acceso en autobús por la Plaza del Ayuntamiento o por San Vicente desde María Cristina hacia Padilla, un hecho que han demandado en estas alegaciones.