EFEValència

Experiencias gastronómicas que caben en una caja y convierten al cliente en cocinero y platos emblemáticos de conocidos restaurantes repensados para su envío a domicilio son la apuesta de Mamua Kitchen, un mercado gastronómico virtual que potencia los productos de cercanía y la cocina creativa.

Sus responsables son Ibai Bengoechea, que ha trabajado con Arzak y Martin Berasategui, y se ha curtido en México y París, y Sergio Rozas, forjado en restaurantes con estrellas Michelin de Barcelona, Roma y Copenhague y al amparo de Ricard Camarena. Se conocieron en la primera promoción de universitarios de cocina de España.

UNA "DARK KITCHEN" VERSÁTIL Y CREATIVA

En plena pandemia, con la imposibilidad de abrir un restaurante físico, los cocineros idearon Mamua Kitchen, una cocina ciega o "dark kitchen" para servicio a domicilio ("delivery"), mucho "más versátil", caracterizada por adaptar la cocina extranjera al mercado español y bajo cuyo paraguas han creado otras líneas.

Así lo cuenta a EFE uno de sus creadores, Sergio Rozas, que valora que aplican a su negocio lo aprendido en grandes restaurantes y detalla que han creado tres marcas, Mamua Burger, Mamua Pita y Mamua dulce, y están a punto de lanzar una nueva, Mamua Asia, en exclusiva con Glovo, y Mamua Atelier.

"Las 'dark kitchen' pueden ser una colmena de cocinas en una gran nave compartimentadas para alquilar, o como nuestro modelo, una cocina pequeña diseñada para albergar varias marcas pero todas cocinadas y creadas por nosotros", explica.

Sus creaciones se centran en las hamburguesas "pero diferentes, inspiradas en salsas de la cocina clásica", y en pitas, cuyo "hilo conductor son las especias y diferentes tipos de carne para hacerlas más divertidas".

"Nos queremos diferenciar en la creatividad", apostilla, y añade que con Mamua Asia van a "jugar con varios países asiáticos y hacer una cocina llevadas al gusto europeo pero con técnicas, salsas y recetas asiáticas".

Todo ello, resalta, con productos de cercanía y productores valencianos y con carne de Galicia, con la que también imprimen el sello español.

DAR LA VUELTA Y REPENSAR A UN PLATO EMBLEMÁTICO

Mamua Kitchen nació en diciembre de 2020 bajo el impulso de la aceleradora valenciana Lanzadera y, en un paso más en su originalidad, se les ocurrió colaborar con restaurantes de la ciudad como Gallina Negra, Mamua y Basea para convertir uno de sus platos emblemáticos en una receta para envío a domicilio.

"Acercamos la cocina de estos espacios a los domicilios particulares y conseguimos adaptar sus platos poniendo en una 'burger' o una pita algo que nadie podría pensar pero manteniendo su esencia. El restaurante propone la receta y nosotros la adaptamos", sostiene.

Con Gallina Negra han adaptado el pollo anticuchero de inspiración peruana -muslo de pollo a la brasa con patata cocina, mayonesa, maíz, queso feta y hierbas- en una hamburguesa de pollo a la brasa desmigado, mantecada con una mayonesa, maíz a la llama, queso feta, hierbas y dados de patatas fritas.

"Es utilizar los mismos ingredientes que tiene el plato pero dándole una vuelta, con distintas texturas y distintas cocciones", apostilla, y cuenta que con Mundua han hecho hamburguesa de costilla de cerdo, con curry vindaloo y berenjena a la llama, acompañado de ensalada de rúcula rúcula, cebolla y vinagreta de mango picante y mostaza.

Con Basea han querido "trasmitir el comerse una chuleta dentro de una hamburguesa" y para ello, han ahumado la grasa que se pone en la hamburguesa "para que tenga sabor a vaca y a brasa", con una salsa de mostaza verde con pimientos del piquillo caramelizados, cebolla a la llama y queso ahumado "para resaltar más el sabor a humo".

Estas propuestas, que varían entre los 11 y los 13 euros, son "por tiempo limitado", advierte Rozas, que apunta que se encuentran en "pleno proceso creativo" de una receta de Casa Capicua.

MAMUA ATELIER: EXPERIENCIA GASTRONÓMICA EN UNA CAJA

Su próximo proyecto para el día 9 de este mes de octubre es Mamua Atelier, una marca de "experiencias gastronómicas que caben en una caja" y que ofrece menús completos en formato "delivery", pero que el cliente tiene que acabar siguiendo unas directrices.

Por un precio de 30 euros consiguen "llevar la profesión de cocinero a casa" porque los clientes reciben el producto cocinado y envasado con un libro de instrucciones virtual "para saber cómo acabar de cocinarlo y emplatarlo; a partir de ahí uno ha de ser creativo y el objetivo es que se lo pase pipa".

"Habrá un menú cada mes, para recoger o recibir en casa y solo los fines de semana", apunta, y aunque no quiere desvelar en qué consistirá el primero, asegura que llevará "unos aperitivos, tres platos salados y un postre".

Mónica Collado