Más de 90.000 visitantes han paseado y hecho compras de productos navideños desde el pasado viernes en la XIII Fira de Nadal de Xixona, donde el turrón ha sido el protagonista en un evento considerado como el pistoletazo de salida de la Navidad.

Alrededor de 70 expositores han participado en una edición marcada por la vuelta a la presencialidad tras un año en formato online y donde se han seguido las medidas de seguridad marcadas por la pandemia sanitaria de la covid-19.

Solo en la última jornada, el presente miércoles, alrededor de 20.000 visitantes han acudido a los expositores de la Fira.

En declaraciones a Efe el día de la clausura, la alcaldesa de Xixona, Isabel López Galera, ha afirmado que, aunque aún lejos de las cifras de otros años, la organización está satisfecha por la respuesta de público a una feria "cómoda, tranquila, segura y familiar en la que muchos se han marchado cargados de turrón, decoración navideña y otros regalos".

"Era un reto volver a la calle tras la pandemia y entre todos hemos demostrado que sabemos adaptarnos a las circunstancias y que podemos seguir adelante y celebrar la Navidad con ilusión", ha relatado la alcaldesa, quien ha destacado las actividades programadas siguiendo los protocolos de seguridad por el virus, entre ellas las degustaciones, actuaciones musicales y la demostración del estrella Michelin Joaquín Baeza, de Baeza y Rufete.

Además, este año las fábricas de turrón han hecho un esfuerzo de adaptación para abrirse a visitas de las instalaciones e impulsar la venta directa en sus propias tiendas, y también ha habido visitas al castillo, que se ha convertido en un nuevo atractivo tras la reciente rehabilitación.

La Fira de 2021, la más larga celebrada hasta ahora del 3 al 8 de diciembre, se estrenó con el respaldo del president de la Generalitat, Ximo Puig, que celebró el pasado viernes el pleno del Consell valenciano en la localidad, antes de recorrer los puestos artesanos y realizar algunas compras de turrón.

López Galera ha resaltado la actividad de la web del certamen, que antes de la inauguración de la Fira ya había consumido más datos que durante toda la Navidad de 2020, por lo que la presente edición ha sido un éxito tanto virtual como presencial.

Para futuras ediciones, el ayuntamiento de Xixona ya trabaja en nuevos proyectos para atraer a más visitantes como la 'ruta del turrón'.