EFELisboa

Mercadona iniciará este año su expansión hacia el sur de Portugal -en estos momento tiene presencia solo en el norte- con el objetivo a largo plazo de abrir un total de 150 tiendas en todo el país, que se irán implantando "de forma sostenible".

Así lo ha explicado este jueves la directora de Relaciones Institucionales de la empresa, Inés Santos, durante la visita que el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha hecho al centro de coinnovación que la compañía de Juan Roig tiene en Lisboa, acompañado de las empresas que integran esta semana la misión institucional y empresarial al país luso.

En estos momentos, Mercadona cuenta con un total de 31 supermercados en el norte de Portugal, los dos últimos abiertos en este 2022, en el que prevé poner en funcionamiento un total de 10 nuevos establecimientos, así como empezar la construcción de un bloque logístico en Santarém, en el centro del país.

EXPANSIÓN AL CENTRO Y SUR

Mercadona llegará este año a cinco nuevo distritos portugueses, entre ellos el de Lisboa, donde tiene previsto abrir tienda a finales de año en la localidad de Oeiras.

Además, en junio abrirá un supermercado en Braga y posteriormente se irán poniendo en marcha tiendas en otros lugares, como Setúbal y Montijo, en el sur de Portugal, así como Santarém , Viseu, Caldas de Rainha o Santa María Feira.

La previsión de la empresa es invertir un total de 150 millones este año entre los nuevos supermercados y la construcción del bloque logístico, con el que se pretende suministrar a todas las tiendas de Portugal.

Santos ha explicado que la intención es abrir un total de 150 supermercados a largo plazo, y aunque no tienen un período definido, están abriendo una media de diez tiendas al año, y su objetivo es ir creciendo "de forma sostenible y con calma porque al final hay que tener una estructura que acompañe este crecimiento de tiendas".

LA PAELLA, PRODUCTO ESTRELLA

La directora de relaciones internacionales en Portugal ha explicado que una de las prioridades de Mercadona al instalarse en este país fue ofrecer productos locales; sin embargo, los portugueses comenzaron a reclamar aquellos productos de la empresa que habían conocido en sus viajes en España.

Así, decidieron introducir "lo mejor que se hace en Mercadona" también en este país, y entre los productos más demandados se encuentra especialmente la paella lista para llevar, junto con la tortilla de patatas, el gazpacho, los churros congelados o los productos de perfumería.

De la misma manera, la cadena de distribución vende en España productos típicos de Portugal, como los quesos de las Azores, los lagartos (una especie de galletas) o los pasteles de crema.

CENTRO DE COINNOVACIÓN

El centro de coinnovación de Lisboa, inaugurado en septiembre de 2021, se suma a otros dos centros que tiene en el país y que sirven como espacio en el que probar con los clientes los nuevos productos que saldrán al mercado, o decidir los diseños.

Como ejemplo, Santos ha señalado que el atún en Portugal se consume en un formato de lata diferente, con una identificación de color distinta e incluso otra textura del atún, pequeños detalles que hay que trabajar muy bien para que tengan "una tasa de éxito grande" y sea el producto que busca el consumidor.

Según los datos ofrecidos, Mercadona creó el año pasado 800 nuevos empleos en Portugal, donde cuenta con 2.500 empleados, y trabajó con 900 proveedores a los que compró por valor de 500 millones de euros; asimismo, donó 1.400 toneladas de alimentos.

Su contribución fiscal al país fue de 62 millones de euros en 2021, en el que facturó 415 millones de euros e invirtió 110 millones, y su cota de mercado es del 3 %, según Santos.

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado que la presencia de Mercadona en Portugal "es la tarjeta de presentación más importante que tiene la Comunitat" en este país, ya que gracias a su implantación, ha añadido, "tenemos la perspectiva de ampliar nuestra presencia en otros sectores".

Puig ha destacado que de los 600 millones de la inversión española en Portugal el año pasado, 400 millones son de Mercadona, cuya implantación "ayuda a visibilizar al empresariado valenciano y el saber hacer de nuestra economía", y ayuda a que las empresas de la Comunitat puedan introducirse en el país.