EFEValència

La Embajadora de Moldavia en Madrid, Violeta Agrici, ha visitado la sede de la Asociación de Empresarios del Textil de la Comunitat Valenciana (ATEVAL) en Ontinyent, donde ha abierto la vía a nuevas acciones comerciales y de inversión para el sector textil valenciano.

Acompañada por su consejero Eugen Buga, la diplomática han visitado las instalaciones, donde han sido recibidas por el vicepresidente primero de ATEVAL, Càndid Penalba; la gerente, Salomé Beneyto, y la directora de Promoción Comercial e Internacionalización, Leila Bachetarzi.

Según la informado la asociación en un comunicado, durante la visita la delegación moldava ha explicado con detalle a los representantes y asociados de ATEVAL, conectados a la visita por videoconferencia, las facilidades de las que puede beneficiarse cualquier empresa europea que quiera establecerse en el país.

Agrici ha explicado que Moldavia "cuenta con un sistema fiscal muy ventajoso, los salarios y costes de producción son más bajos que en España y, además, el país dispone de hasta ocho zonas industriales ‘Free’ con exenciones económicas especiales para las empresas".

"Por nuestra situación geográfica estratégica y por nuestro pasado como parte de la Unión soviética representamos un puente entre el este y oeste de Europa", ha agregado.

El sector textil representa el 16 % de las exportaciones del país y está compuesto por empresas de pequeño y mediano tamaño y tiene una larga tradición en este campo.

Además, dispone de una mano de obra muy preparada y competitiva para atender a todas las etapas de la producción textil y grandes marcas como Armani, Nike, Max Mara o Zara producen sus colecciones en Moldavia.

Asimismo, el país cuenta con una fuerte implantación de la digitalización de sus servicios y sistemas.

El vicepresidente primero de ATEVAL, Càndid Penalba, ha destacado la importancia de abrir una colaboración comercial entre los sectores textiles moldavo y valenciano.

"Han mostrado mucho interés en conocer nuestro sector, somos un enclave importante no solo por las acciones comerciales que podamos desarrollar en el país sino incluso como potenciales socios inversores", ha resaltado.

Salomé Beneyto ha indicado que "a nivel estratégico se pueden abrir vías muy interesantes de colaboración. Hoy ha sido un primer encuentro que abre la puerta a estudiar las diferentes oportunidades para nuestro sector que ha puesto la embajada de Moldavia sobre la mesa".

"La representante moldava ha mostrado su disposición a facilitar a nuestros asociados toda la información que requieran y organizar delegaciones comerciales para conocer en primera persona el país y su industria textil", ha concluido.