EFEValència

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad está desarrollando los pliegos para prestar, mediante microbuses, un servicio estable de transporte a la demanda en los municipios en riesgo de despoblación a partir del verano de 2022.

Este servicio que necesitan los habitantes de zonas del interior de la Comunitat, sobre todo la provincia de Castellón, para desplazarse a hacer gestiones administrativas o acudir al médico está "parcialmente solucionado" en estos momentos en algunos municipios con la prestación que ofrece el propio ayuntamiento a través de ayudas de la Diputación, pero la Generalitat quiere darle estabilidad para que no dependa cada año de una transferencia económica.

Así lo ha explicado el conseller Arcadi España en una entrevista con la Agencia EFE, en la que asegura que espera que después del verano de 2022 se pueda prestar el servicio de transporte a la demanda en alguna zona, y de forma progresiva ir extendiéndolo a todas las áreas que lo necesitan.

Los técnicos de la Conselleria trabajan en perfilar el modelo de prestación a través de un sistema concesional como el que existe ahora para los autobuses interurbanos, que consistiría en microbuses de seis o siete plazas, en función de las necesidades, para transportar a pequeños núcleos de vecinos a la cabecera de comarca o a ciudades más grandes.

Según España, "si tienes que coger un autobús que da dos servicios al día, al final acabas tirando de alguien que te haga el favor, sobre todo la gente mayor" de zonas poco habitadas.

Por eso la Generalitat quiere ofrecer un servicio estable de transporte a la carta "que te lleve y te recoja en un tiempo razonable" y no dependa cada año de la transferencia de una Administración.

El servicio se prestará en todas las zonas en riesgo de despoblación de la Comunitat Valenciana, especialmente en la provincia de Castellón pero también el interior de Valencia y Alicante, pero no solo en esas comarcas, también en zonas más pobladas con municipios pequeños que sufren este tipo de dificultades.

Este tipo de transporte se incluiría en las partidas que los Presupuestos del Estado asignan a movilidad innovadora y financiación de infraestructuras de la Comunitat, por un montante de 300 millones de euros, junto a la mejora de material móvil para el TRAM de Castelló.

El conseller de Movilidad asegura que esas inversiones que el Estado destinará a la Comunitat una vez se aprueben los Presupuestos del Estado son "una muestra de que el Gobierno entiende la situación de la comunidad y la falta de inversión que ha tenido durante muchos años". Ahora no solo estamos en cifras cercanas en inversiones por peso poblacional sino que además hay 300 millones adicionales para infraestructuras y actuaciones de movilidad innovadora, ha destacado.

Las inversiones se dedicarán a mejoras para el usuario como por ejemplo la política tarifaria (actualización de métodos de pago, y rebaja de tarifas en el área metropolitana de València); a compensar a la provincia de Alicante, que ha recibido una inversión históricamente "muy por debajo de la que le correspondía"; y en materia de infraestructuras, España ha señalado que se irá viendo con el Ministerio qué actuaciones se harán con cargo a los presupuestos.