EFEValència

El Grupo Pamesa ha anunciado este viernes la parada de sus plantas de cogeneración "ante la insostenible situación actual, ocasionada por los elevados precios del gas y a la que se une la incertidumbre regulatoria".

Pamesa fue pionera en utilizar la tecnología de cogeneración desde el año 1994 en su proceso de atomizado de arcilla para la producción cerámica, ha informado la compañía en un comunicado, y desde entonces ha invertido en nuevas plantas hasta tener en la actualidad 100 Mw de potencia instalados, lo que ha supuesto una inversión de 120 millones de euros.

La cogeneración asociada a la industria cerámica es el sistema más eficiente de generación combinada de energía eléctrica y térmica, con porcentajes de eficiencia superiores al 80 %, al contrario de los ciclos combinados que consiguen una eficiencia máxima del 55 %, detalla Pamesa en el mismo comunicado.

En este contexto, informan que "desde la aprobación del mecanismo de compensación del mercado eléctrico (topado de gas) del pasado 14 de junio, la electricidad producida mediante cogeneración ha caído en picado. Por el contrario, la producción de los ciclos combinados se ha visto incrementada para compensar el déficit generado por la parada de la cogeneración".

El efecto de la actual situación se evidencia en una mayor entrada en funcionamiento de los ciclos combinados en detrimento de las plantas de cogeneración, "provocando el encarecimiento del precio de mercado de la energía a todos los consumidores".

Esto se agrava por el flujo exportador hacia los países vecinos que están exentos de soportar el precio del ajuste (que en estos días se sitúa en torno a los 80€/MWh).

"En los últimos días esta situación se ha vuelto, si cabe, más insostenible al haberse puesto en funcionamiento antiguas plantas de carbón que dejaron de operar por su ineficiencia energética y sobre todo altísimas emisiones de CO2 (en los últimos días el 3-4 % de la energía generada y el 13-17 % de las emisiones de CO2 ambas en España)", añade la firma castellonense.

La empresa apunta también "retrasos injustificados en la publicación de las retribuciones a la cogeneración. La última en publicarse corresponde al primer semestre de 2020. Esto es, estamos 2 años produciendo sin la correspondiente aprobación del régimen retributivo, cuando dicha retribución debía de actualizarse cada 6 meses y publicarse con anterioridad al semestre de aplicación".