EFEValència

La consellera de Innovación, Carolina Pascual, ha asegurado que es necesario impulsar a las provincias de Alicante y Castellón para que alcancen "la velocidad" que tiene Valencia en cuanto a proyectos de innovación, y presenten más iniciativas en este ámbito.

Así lo ha afirmado Pascual durante su comparecencia en Les Corts para informar sobre las subvenciones de su departamento, donde la oposición ha criticado la distribución de las ayudas de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), así como el trato que recibe la Fundación Ellis.

La consellera ha defendido que las ayudas de la AVI no suponen un reparto de fondos ni hay criterios de territorialidad, sino que se trata de un procedimiento de concurrencia competitiva, en el que se busca impulsar la transferencia de innovación a la cadena productiva y captar los proyectos de mayor excelencia.

Ha indicado que el hecho de que la provincia de Valencia reciba más fondos, se debe a que presenta más proyectos, ya que "la tasa de éxito de los proyectos que se presentan y los que se financian está muy equilibrada entre las provincias".

Así, ha indicado que de los proyectos presentados en Alicante, han recibido financiación el 39 %; el 34 % en el caso de Castellón y el 41 % en el de Valencia, por lo que la cuestión no es que las iniciativas de estas provincias no sean buenas, sino "por qué se presentan menos".

Como respuesta, ha indicado que Valencia tiene desde hace años un entorno que le hace llevar una velocidad, por lo que ahora hay que "impulsar a Alicante y a Castellón para que puedan incrementar su velocidad y llegar a esos niveles", y en ello se va a trabajar desde la Conselleria, según ha dicho.

Respecto de la Fundación Ellis, Pascual ha defendido que se trata de una iniciativa de la comunidad científica europea, creada para competir con Estados Unidos y Asia en materia de Inteligencia Artificial, y que Alicante cuenta con la única unidad de esta fundación en España.

Ha afirmado que se trata de una entidad privada sin ánimo de lucro, constituida con capital privado, y ha explicado que desde la Generalitat se le otorga una subvención de 1,5 millones porque es uno de los "requisitos mínimos que Ellis Europa exige para formar parte de la red" y debe mantenerse, al menos, cinco años.

"Ellis es importante para Alicante y para la Comunitat Valenciana", ha defendido, después de que el diputado del PP Vicente Martínez haya denunciado que la Generalitat ha tenido un trato de favor con esta fundación, y de que Fernando Llopis (Ciudadanos) haya pedido conocer su naturaleza jurídica.

Tanto Martínez como Llopis han criticado también la falta de transparencia de la Conselleria, así como el reparto de fondos de la AVI, el retraso en la adjudicación de becas, y el hecho de que la sede de la Conselleria esté en Alicante pero la mayoría de sus trabajadores estén en Valencia.

Pascual, quien ha afirmado que más del 50 % de las plazas de funcionarios de la Conselleria están en Alicante, ha señalado que a día de hoy todos los alumnos beneficiarios de una beca han recibido la comunicación, y solo quedan aquellos a los que se les ha requerido más documentación por tener expedientes incompletos.

Además, ha defendido que todas las actuaciones de la Conselleria y las concesiones de ayudas o subvenciones son transparentes y pueden ser consultadas.

La consellera de Innovación ha explicado que entre las líneas estratégicas de su departamento destaca la apuesta del Consell por la Inteligencia Artificial, para la que cuenta con estrategia dotada con 90 millones.

Ha avanzado la convocatoria de una línea de ayudas para impulsar la incorporación en las empresas de tecnologías disruptivas basadas en Inteligencia Artificial y afines, dotada con 500.000 euros y que permitirá la incorporación de herramientas de tecnología como el "Big Data" (macrodatos), "Blockchain", IoT (internet de las cosas) o 5G en las empresas.

También ha anunciado que se va a potenciar la reactivación y modernización de los sectores productivos, a través de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica (PERTE), que se llevarán a la práctica a través de las empresas y de recursos propios y europeos. EFE

ca/im