EFEValència

El movimiento #QuieroCorredor, impulsado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), ha mostrado su preocupación por el ritmo al que avanzan las obras del Corredor Mediterráneo, ya que estas no se desarrollan al ritmo anunciado y prometido por el Gobierno.

Así se señala en el primer chequeo semestral de las obras realizado en 2022, una iniciativa que ya ha analizado hasta en once ocasiones el estado de las actuaciones del Corredor Mediterráneo, una infraestructura clave, según AVE, para la competitividad del transporte de personas y mercancías en España.

En un comunicado, el movimiento ha señalado que, según anunció el Ejecutivo, en 2023 estarían finalizadas la conexión del puerto de Tarragona y el Camp de Tarragona con el resto de Europa, y la conexión de las tres capitales de la Comunitat Valenciana en ancho internacional.

También llegarían el año que viene la puesta en servicio de los tramos entre Almussafes y Fuente de San Luis y Moixent y L'Alcúdia, y la entrada a Murcia, así como la conexión directa y de alta velocidad entre Granada y Málaga con Antequera.

Los técnicos ferroviarios que colaboran con #QuieroCorredor, Francisco García Calvo y Xavier Lluch, aseguran que al ritmo al que van las obras, dichos plazos no se van a cumplir. Y es que, para que pudieran hacerlo, deberían estar en marcha los tramos Totana-Totana y Lorca-Pulpí, la conexión Murcia-Cartagena y la línea Bobadilla-Algeciras.

Además, añaden que el tramo Almería-Granada no tiene todavía proyecto, y que el túnel pasante de València "amenaza con ser el semáforo de Europa si las obras no se aceleran".

En cuanto a los hitos sí cumplidos, destacan que se ha adjudicado el cambio de ancho de vía entre Castelló y Vandellós, se ha finalizado el baipás del Reguerón, se han licitado las obras en el tramo Totana-Totana y se han adjudicado las obras en el tramo Lorca-Pulpí.

De cara a lo que queda del 2022, quedan pendientes la finalización de las obras del túnel de Castellbisbal, la adjudicación del cambio de ancho entre Tarragona y Vandellós, el proyecto definitivo del tramo Murcia-Cartagena y el proyecto del tramo Almería-Granada.

El presidente de AVE, Vicente Boluda, ha señalado que "aunque las obras van, no van al ritmo" que quisieran o que esperan, y ha asegurado que el túnel pasante de València, "que no está siquiera diseñado", es una de sus "mayores preocupaciones", ya que "mientras no esté, será el semáforo del Corredor".

El segundo chequeo semestral de 2022 tendrá lugar el 17 de noviembre en Barcelona y coincidirá además con un acto empresarial, similar a los celebrados en años anteriores en otras localidades, en el que se espera congregar a empresarios y representantes de la sociedad civil española "al grito de #QuieroCorredor".