EFEValència

La Conselleria de Agricultura coordina con los ayuntamientos y diputaciones la disponibilidad de una red de viviendas para asegurar el aislamiento de los trabajadores del campo ante posibles casos de COVID-19 y garantizar así su seguridad y la del resto de trabajadores.

La consellera, Mireia Mollà, se ha reunido este jueves con representantes de las diputaciones de Alicante, Castellón y Valencia y de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) para preparar la puesta en marcha de esta red, dos semanas después de los encuentros sectoriales con entidades del sector agrario, ganadero y pesquero para profundizar en medidas complementarias de seguridad y prevención dirigidas a la mano de obra.

Mollà ha afirmado que los trabajadores deben tener a su disposición "soluciones habitacionales" por si se tiene que activar algún caso de cuarentena o aislamiento de algún positivo y su entorno susceptible de tener COVID-19, según informa la Conselleria.

Esta iniciativa conjunta de la Conselleria y las administraciones locales garantiza la distribución por comarcas, de manera que cada una de ellas cuente con varias alternativas disponibles.

Las campañas agrarias favorecen la presencia de trabajadores consolidados, vecinos de la zona que se desplazan diariamente desde su residencia habitual hasta las explotaciones, si bien se considera adecuado anticipar soluciones de respuesta para contener la propagación del virus.

Estas medidas se unirían a la guía de recomendaciones trabajada con los Ministerios de Agricultura y Sanidad y el resto de comunidades autónomas en materia de movilidad, distanciamiento, higiene, organización, formación e información de los trabajadores, entre las que destaca el diseño de cuadrillas estables de trabajo y convivencia.

La consellera ha transmitidoun mensaje de tranquilidad: "Trabajamos conjuntamente para que en el campo no se sufran episodios de COVID-19, pero si tuviéramos algún caso se cumplirían todos los protocolos de seguridad con el fin de poder así mantener todo el comportamiento ejemplar que el campo valenciano ha demostrado desde que se decretara el estado de alarma".