EFEValència

El presidente de la Fundación ProAVE, Federico Félix, ha advertido de las "consecuencias negativas" que para el sector hortofrutícola tiene no contar con el Corredor Mediterráneo y ha exigido que "por el bien del conjunto de los españoles" se forme "cuanto antes" el Gobierno de España.

En un comunicado, Federico Félix ha asegurado que ve "con preocupación" las posibles "derivadas perniciosas" que tendría para el Corredor Mediterráneo no formar Gobierno en España, ya que en ese caso no se aprobará un presupuesto que permita ejecutar la infraestructura al ritmo comprometido.

También ha alertado de las "consecuencias negativas" que para el sector hortofrutícola en general, el cítrico en particular, tiene no contar con una infraestructura que conecte en ancho internacional el Mediterráneo español con Europa.

"Esto puede hacer peligrar una actividad que no solo genera muchos puestos de trabajo y una enorme riqueza en nuestro territorio, sino que pone en serio riesgo la supervivencia del maravilloso efecto paisajístico que suponen los naranjos", ha dicho el también presidente de la Federación Agroalimentaria de la Comunidad Valenciana

"Por razones económicas, sociales y de justicia histórica es necesario acelerar la implantación de una infraestructura como el Corredor Mediterráneo, que ahorraría 80 céntimos de euro por arroba en transporte", ha indicado.

Desde la Fundación Pro-AVE exigen que "por el bien del conjunto de los españoles", se forme "cuanto antes" un Gobierno que permita que España "adopte las medidas que necesitamos para mejorar nuestra competitividad y reducir la tasa de desempleo".

Según Félix "ya nadie pone en duda" que el Corredor Mediterráneo, para el tráfico de mercancías y pasajeros, constituye una "medida política económica fundamental para el desarrollo de España".

El desarrollo de esta infraestructura, añade, es "decisivo para la supervivencia" de muchas actividades económicas y para "facilitar la vida de las personas".

"Pero sin el compromiso y apuesta clara de nuestros gobernantes, la infraestructura podría sufrir retrasos con las consiguientes consecuencias negativas para el conjunto del país

Recuerda que el Movimiento #QuieroCorredor en defensa del Corredor Mediterráneo vio la luz con el objeto de influir en los responsables públicos para su pronta ejecución, "dado el importante retraso que sufre el proyecto y su trascendencia para la nuestra economía".

Con objeto de contar con información precisa y de calidad de las actuaciones y marcha de las obras, se creó un instrumento de seguimiento y evaluación de este proyecto consistente en un chequeo semestral del estado del Corredor y grado de cumplimiento de los compromisos por parte del gobierno.

El primer chequeo de este año 2019 señala que aunque se han aumentado las licitaciones y las adjudicaciones, el ritmo de ejecución de la infraestructura "es lento, muy lento".

También que hay algunas obras que deberían estar ya acabadas y en funcionamiento, como el tramo Vandellós-Tarragona, y a día de hoy "seguimos a la espera de saber cuándo las veremos operativas".

Asimismo, existe "mucha incertidumbre" en los tramos que conectan a Murcia y a Andalucía, dos "territorios clave", junto a la Comunidad Valenciana, en lo que a la producción y exportación industrial y hortofrutícola se refiere.

"Estaremos vigilantes para que el Corredor Mediterráneo sea asumido como estratégico y prioritario por parte del conjunto de fuerzas políticas de nuestro país, porque la competitividad de nuestra economía y la generación de empleo y riqueza bien lo justifican", ha dicho Félix.