EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha animado este viernes al sector del cooperativismo empresarial a aprovechar los fondos de la Unión Europea para asentar el futuro del sector avanzando en la digitalización, la sostenibilidad y la resiliencia.

Puig ha hecho estas manifestaciones durante su intervención en el acto de presentación, en el Palau de la Generalitat, del segundo plan bienal de apoyo y fomento al cooperativismo de la Comunitat Valenciana 'Fent Cooperatives 2021-2022', que prevé una inversión de 27,9 millones de uros y recoge 50 medidas alineadas con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

El president ha destacado que en este periodo "dramático", ante la crisis generada por la covid-19, "la concepción de trabajar juntos es más importante que nunca" y es fundamental "la combinación de distintas miradas" que ha caracterizado al cooperativismo.

La "obsesión" fundamental en estos momentos para el Gobierno valenciano, ha aseverado Puig, es "salvar vidas" pero también "salvar empleos" y que ningún proyecto cooperativo o empresarial viable "caiga o desaparezca".

Para ello ha instado al sector cooperativista a "alinearse" con los grandes parámetros que plantea la UE como son la "digitalización, sostenibilidad y resiliencia", que permita "absorber" la mayor parte posible de fondos europeos, mediante el diálogo también con la Administración y expertos que ayude a "acertar en los objetivos".

El conseller de Economía, Rafael Climent, ha sido el encargado de presentar la nueva edición del plan "Fent Cooperatives 2021-2022", aprobado el pasado 2 de noviembre por unanimidad en el Consejo Valenciano de Cooperativismo.

Climent ha destacado que las empresas de economía social tienen un papel "clave" en la crisis actual generada por la pandemia, "gracias a su participación en un desarrollo sostenible e inclusivo", comprometido con el territorio y que genera un empleo "estable y de calidad".

El conseller ha señalado asimismo que este segundo plan, redactado por un equipo encabezado por la Confederación de Cooperativas de la Comunidad Valenciana (Concoval) junto a expertos de la Universitat de València y de Florida Universitaria, "dobla" su presupuesto frente al primero y es un ejemplo de la colaboración público-privada.

Climent ha afirmado asimismo que la tradición cooperativista valenciana "es una de las fortalezas" de la economía de la Comunitat, un sector que representa el 6,5 % del PIB e integran 2.500 empresas que generan casi 57.000 empleos directos y cuenta con más de 2,5 millones de asociados.

Con este plan, ha abundado, el Consell quiere además potenciar un modelo económico "basado en la participación, organización y cooperación", en una apuesta por el trabajo "digno, responsable y constante" y por la implicación en el "entorno" social y territorial.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Cooperativas de la Comunitat Valenciana (Concoval), Emili Villaescusa, ha asegurado que este plan mejora de forma notable el primero ya que "abre nuevas expectativas" y tiene una dotación presupuestaria "más concordante con las medidas que presenta" y que están "más enfocadas a las necesidades del sector".

Villaescusa ha reivindicado el cooperativismo como un "socio idóneo" de las Administraciones Públicas, pero para ello ha reivindicado una mayor "complicidad" de los ayuntamientos, las diputaciones y la Generalitat.

El presidente de Concoval ha reclamado asimismo que se atienda "la gobernanza del cooperativismo en la Generalitat" con un registro "más ágil y facilitador", ayudas "enfocadas y administradas de manera más eficiente" y un Consejo Valenciano del Cooperativismo "más independiente y mejor dotado".

Villaescusa ha agradecido por último que el nuevo plan recoja medidas que permitirán la "polivalencia", como seña de identidad del cooperativismo valenciano, capaz de acoger las iniciativas innovadoras en nuevos sectores.