EFEBruselas

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aseguró este miércoles, tras reunirse con la Comisión Europea, que Bruselas está "más convencida de la urgencia" de encontrar soluciones a las plagas que sufren los cítricos valencianos por las importaciones desde Sudáfrica, aunque reconoció que "es complicado" tener resultados "a corto plazo".

Puig se reunió con la directora general de Sanidad y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Sandra Gallina, a quien le trasladó la necesidad de que "la UE debe frenar de la manera más rápida que pueda ser posible" las plagas que "la Comunidad Valenciana está sufriendo" y que "vienen de fuera".

Según datos facilitados por la Generalitat, en lo que va de año se han interceptado 172 cargamentos de cítricos importados en la UE con organismos nocivos, de los cuales 61 proceden de Sudáfrica y, de estos, 41 contienen la plaga mancha negra y 18, la falsa polilla.

Para evitarlo, el Gobierno valenciano y las principales asociaciones del sector agrario pidieron hoy a Bruselas que Sudáfrica aplique el tratamiento de frío a los cítricos que exporta a la UE, igual que hace ya con los productos que exporta a Estados Unidos.

"No es razonable que aquello que está ya funcionando para la exportación a Estados Unidos (...) no pueda ser posible hacia la UE", apuntó Puig, quien señaló que es "fundamental" que se cumpla "el principio de reciprocidad".

"Claro que les puede costar dos o tres céntimos más por kilo a los sudafricanos, pero es que a nosotros nos cuesta lo mismo cuando tenemos que hacer nuestros envíos. No es una cuestión que se pueda abordar desde lo económico, sino que se debe abordar desde lo sanitario y es lo que hemos venido a plantear", comentó el president.

Puig dijo que "hoy se ha dado un paso importante", con la Generalitat, el sector y el Gobierno de España "juntos" exponiendo la cuestión a la Comisión, pero reconoció que Bruselas planteó "con total franqueza los problemas que existen y que en la UE existen visiones muy diferentes respecto a esta cuestión".

"No es lo que nos gustaría a nosotros oír, pero es la realidad", continuó el socialista, ante las diferentes posturas que existen entre el norte de Europa y los países de la cuenca mediterránea a la hora de abordar la cuestión.

Ante esta situación, el presidente valenciano apuntó: "Ahora estamos en unos meses en que no hay importación por parte de Sudáfrica, y por lo tanto tenemos unos meses en los que podemos prepararnos para la próxima campaña".

A la reunión asistieron también, entre otros, el embajador adjunto de España ante la UE, Raúl Fuentes; el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado; el secretario general de La Unió de Llauradors, Carles Peris, y la presidenta de Intercitrus y del Comité de Gestión de Cítricos, Inmaculada Sanfeliu.

A diferencia de Puig, los representantes del sector no salieron tan satisfechos de la reunión con Gallina.

"En cuanto al tratamiento en frío, lo que a nosotros nos interesa, la protección absoluta de nuestros cítricos, no hemos visto ningún movimiento. Hemos visto una Comisión que está más pensando en la laxitud del comercio y no en la protección de la sanidad vegetal de sus productores", dijo Peris.