EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que la decisión de Ford, unida a la instalación en Sagunto de la gigafactoría de baterías de Volkswagen, convierte a la Comunitat Valenciana en "una referencia de la nueva industria de automoción" y la consolida como "polo de sostenibilidad europeo".

Puig ha ofrecido una rueda de prensa urgente en el Palau de la Generalitat para valorar la decisión de Ford Europa de que la planta valenciana de Almussafes sea finalmente la elegida para desarrollar los dos nuevos vehículos eléctricos del fabricante automovilístico, imponiéndose así a la alemana de Saarlouis con la que competía.

Ha defendido que la Comunitat es "un territorio amable para la inversión" que ofrece "confianza y credibilidad", y ha señalado que aunque el camino "no va a ser fácil" porque la industria del automóvil está en "una encrucijada muy grande", en estos momentos se está "en disposición de dar esa batalla y de intentar ganarla".

Puig ha afirmado que hoy es un día para sentirse orgulloso porque tras "meses de intenso trabajo, paciente, discreto y prudente", los valencianos han ganado, como también lo hicieron hace unos meses con la llegada de Volkswagen, HP o Toshiba, y anteriormente con Caixabank o el banco Sabadell.

Ha manifestado que la decisión de Ford es "un hito para la economía y el empleo" de la Comunitat, pues consolida a un sector del que dependen más de 25.000 familias y supone el 11 % del PIB valenciano, e impulsará a la planta valenciana "hacia la nueva modernidad y la descarbonización".

"Garantiza el futuro de una industria esencial para la Comunitat", ha destacado Puig, para quien esta decisión saca al sector del "abismo", pero ha reconocido que "el camino no va a ser fácil", aunque ahora se están "en disposición de dar esa batalla y de intentar ganarla".

Preguntado por si cree que el anuncio de la instalación de la gigafactoría de baterías de Volkswagen puede haber decantado la decisión de Ford, Puig ha señalado que todo suma, pero cree que esta cuestión "no ha tenido mucho que ver".

Para Ximo Puig, si se ha logrado llegar aquí es por "la credibilidad", porque la Generalitat es una institución creíble para Ford; por la colaboración público-privada y por la excelencia de la factoría valenciana, que es, ha reivindicado, "la más competitiva de Europa".

"Ha ganado la Comunitat Valenciana porque es un espacio seguro para invertir, una tierra de oportunidades", ha afirmado antes de destacar que esta no es una decisión cualquiera ni una noticia más, pues Ford "no es empresa cualquiera ni el automóvil es una industria cualquiera".

"Hace un año todo parecía en riesgo, la viabilidad de Ford estaba en incertidumbre, y tampoco estábamos en la carrera de Volkswagen", ha recordado el president, para quien decisiones como la de este miércoles "ayudan a mirar adelante con esperanza, fortaleza y decisión".

El president ha agradecido a la compañía "su apuesta decidida por la Comunitat Valenciana", y ha señalado que la Generlaitat "siempre ha colaborado" con el proceso de inversión de Ford en esta tierra, y lo seguirá haciendo ahora "dentro de los márgenes que permite la legislación europa".

Ha trasladado un agradecimiento especial a los responsables de Ford Almussafes, Ford España y Ford Europa, a los trabajadores y sindicatos de la factoría valenciana, y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "por su implicación y respaldo en este difícil itinerario".

Puig ha afirmado que ha sido un proceso "muy difícil" pues la Comunitat competía con Alemania y eso "nunca es fácil", y ha celebrado el esfuerzo hecho por Ford España, con el acompañamiento de la Generalitat, para que finalmente la compañía se haya decantado por esta tierra.