EFEAlmoradí (Alicante)

La decisión de mantener en València la sede social de la nueva entidad a partir de la fusión entre Caixabank y Bankia es "una buena noticia para los valencianos", en palabras del president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig.

En declaraciones en Almoradí (Alicante) tras presentar el Plan Vega Renhace, surgido a partir de las riadas de hace un año en la comarca de la Vega Baja, Puig ha señalado que confirmar la sede en la Comunitat es "una magnífica decisión" que "reafirma la reputación" del territorio valenciano.

Ha confiado en que la nueva entidad bancaria mantenga el "contenido social" que siempre han tenido Caixabank y Bankia por su origen de cajas de ahorro, y ha reiterado que reafirmar su sede en València supone "una buena decisión que ayudará a proyectar la imagen potente de la Comunitat Valenciana tanto en los aspectos económicos como reputacionales".

Aparte de la sede, el jefe del Consell ha esperado que la fusión para constituir la primera entidad de España en activos "no repercuta negativamente en las empresas" valencianas, en un contexto en el que es consciente de que el sector bancario se halla en "una situación complicada".