EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido que el estado de alarma es "el único instrumento que tenemos para garantizar la no movilidad" de las personas y evitar así los contagios, por lo que ha considerado que no se deben introducir "otros debates" en esta cuestión.

Puig se ha referido así tras la reunión de los presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al acuerdo alcanzado por el Gobierno con Bildu para derogar la reforma laboral a cambio de su apoyo a la prórroga estado de alarma.

Ha señalado que la limitación de la movilidad ha sido "decisiva para frenar los contagios" de coronavirus en España, y esa contención de la movilidad solo lo garantiza el estado de alarma, por lo que cree que todos los partidos deberían asumir juntos la necesidad de combatir esta pandemia poniendo freno a la movilidad.

"Que haya una combinación de esta cuestión con otros factores no me parece lo más razonable", ha señalado Puig, quien ha abogado por no introducir otros debates.

 No obstante, considera que cuestiones como la reforma laboral y la financiación son "muy importantes" y deberán abordarse, pues "será imposible abordar la reconstrucción de la Comunitat Valenciana sin poner las bases del nuevo modelo" de financiación.

Sobre el conflicto que el acuerdo con Bildu ha generado en el diálogo social nacional, Puig ha señalado que en la Comunitat Valenciana hay "un clima favorable" a ese dialogo, algo que ha agradecido a la patronal autonómica y a los sindicatos, de quienes ha destacado su voluntad para llegar a acuerdos.

En este sentido, ha afirmado que el conflicto abierto a nivel nacional no ha afectado al diálogo social valenciano, que este lunes mantendrá su primera reunión para avanzar en la reconstrucción de la Comunitat Valenciana tras la pandemia de coronavirus.

Respecto de la derogación de la reforma laboral, el president ha insistido en que cualquier reforma laboral o cambio en arquitectura laboral "debe hacerse con el máximo acuerdo y apoyo posible", ya que se trata de relaciones laborales, donde sindicatos y patronal "son fundamentales".