EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este sábado que el Consell "no tiene vocación de enfrentarse a los empresarios" y ha pedido "diálogo" y "buscar la racionalidad" en relación con el proyecto de ampliación norte del puerto de València.

Puig, en declaraciones a los periodistas en la sede del PSPV-PSOE, ha destacado la "buena coordinación y diálogo" que ha existido entre el Consell y los empresarios valencianos, "cada uno defendiendo sus legítimos intereses", y ha abogado porque el proyecto de ampliación del puerto transite "por el diálogo entre la ciudad, el entorno y la economía".

"No se puede hacer una dicotomía entre empleo y sostenibilidad, que también habla de tener capacidad de generar puestos de trabajo", ha precisado, al tiempo que ha defendido la necesidad de intentar buscar "racionalidad y ver lo que de acuerdo con la seguridad jurídica se necesita".

"Si es necesario ampliar documentación o cualquier estudio, a quien le corresponde decidirlo lo hará y si no es necesario no se hará", ya que ha defendido que hay "un espacio de seguridad jurídica que tenemos que compartir y respetar".

Puig ha pedido "diálogo entre todos los actores que participan en esta cuestión, la ciudad, las distintas administraciones, empresarios y sindicatos", y después "transitar por la seguridad jurídica y racionalidad sin enfrenamientos estériles, buscando un interés general".

El empleo y la sostenibilidad, ha agregado, "no son incompatibles", y ha afirmado que es necesario "generar puestos de trabajo" y "armonizar con garantías de seguridad para los ciudadanos".