EFECastellón

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reivindicado este viernes en Castellón que la alta velocidad "debe coser la Comunitat Valenciana" y ha pedido al Gobierno que "agilice al máximo" la conexión del Corredor Mediterráneo en el tramo Alicante-València.

Puig ha hecho estas declaraciones en el Grao de Castellón, donde ha visitado el autobús informativo del movimiento #QuieroCorredor, impulsado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE).

En su visita, Puig ha estado acompañado por la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, y representantes del puerto de Castellón, la Universitat Jaume I, la patronal azulejera ASCER y el Villarreal CF.

El president ha afirmado que "esta gran iniciativa" va mucho más allá de una comunidad autónoma o de un sector determinado porque "es evidente que el Corredor Mediterráneo es fundamental para la sociedad española, no solo para la Comunitat Valenciana".

"Si por aquí transcurre más del 50 % de las mercancías, es obvio que es una cuestión en la que la competitividad de las empresas y por tanto el empleo que se puede crear es extraordinariamente valioso para el conjunto de España", ha añadido.

Puig ha destacado la "sensibilidad" del Gobierno de España en estos momentos, ya que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, "es una persona conocedora de esta situación y de la necesidad del Corredor".

Para el Consell "ha sido una gran satisfacción poder participar en el nombramiento de la persona que a partir de ahora va a pilotar el seguimiento del Corredor Mediterráneo en España", en alusión al secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio Josep Vicent Boira.

Esto demuestra, a su juicio, "una cierta nueva centralidad del liderazgo en el Mediterráneo" y ha agregado que a partir de ahí es necesario "seguir insistiendo en Europa en todos los actores que pueden definir que se acorten los plazos".

En este sentido ha dicho que hay uno fundamental, el de Alicante-València, porque en Castellón “ya está al menos en una parte”, aunque desde el Consell "siempre" se reclamará la doble plataforma.

Por su parte, Amparo Marco ha afirmado que el Corredor Mediterráneo es "importantísimo para la competitividad del territorio pero también para la cohesión social".

Una reivindicación, ha dicho, a la que ya se sumó la ciudad de Castellón, que en 2011 celebró la cumbre de alcaldes por el Corredor Mediterráneo donde "se constató la importancia de la infraestructura".

Javier Moliner ha agradecido a AVE haber representado a la sociedad civil valenciana para "introducir en la agenda nacional" la necesidad de algo que se llevaba "mucho tiempo" reivindicando "pero que no había sido suficientemente atendido en Madrid".

Moliner ha pedido al Gobierno que "siga el camino y haga todo lo posible para que cuanto antes esta discriminación que el Mediterráneo tenía respecto al centro se resuelva con una política en mayúsculas que no busque medallas".

El secretario general de AVE, Diego Lorente, ha afirmado que esta parada, la séptima del movimiento desde su partida de Algeciras con rumbo a Barcelona, demuestra "el empuje de la ciudadanía y la sociedad civil, que cuando demandan algo se puede conseguir".