EFEMadrid

Las empresas de la Comunitat Valenciana Residencial Mira Llevant, con una deuda de 41,87 millones, y PYQ Vent del Maresme, con una deuda de 34,4 millones, figuran en la lista de morosos de Hacienda, según los datos publicados este miércoles por la Agencia Tributaria.

Esta lista la lideran las promotoras inmobiliarias Reyal Urbis y Nozar, junto el grupo de construcción e ingeniería Isolux, con una deuda total que supera los 888 millones de euros.

En concreto, Reyal Urbis, la promotora liderada por Rafael Santamaría y que se vio abocada en 2017 a la liquidación arrastrada por un pasivo de 3.500 millones, sigue encabezando la clasificación de morosos con una deuda de 343,5 millones de euros que, sin embargo, se ha reducido en 9,7 millones con respecto a un año antes.

A continuación se sitúa el Grupo Isolux, que entró en concurso de acreedores en junio de 2017 y que tiene contraídas con Hacienda deudas por valor de 329,6 millones, casi 14 millones más que en la anterior clasificación.

La promotora inmobiliaria Nozar, en concurso desde 2009, ha escalado en la clasificación con un total de 215 millones adeudados al fisco, 158,2 millones más que un año antes.

Sin embargo, si sumamos el pasivo de todas las sociedades relacionadas con el grupo Arenal, el constructor cordobés Rafael Gómez -conocido como "Sandokán"- llega a acumular 248 millones de deudas con Hacienda a través de todas sus firmas y de su deuda particular, que asciende a 2,8 millones.

Entre los mayores deudores con la Agencia Tributaria también figura con casi 99 millones Aifos Arquitectura y Promociones, promotora inmobiliaria con importantes inversiones en Andalucía, en especial en la Costa del Sol, y que acabó en concurso de acreedores.

El Grupo Pra S.A, también dedicado a la promoción inmobiliaria, se encuentra en los primeros puestos de la lista de morosos con 97,3 millones.

Le sigue de cerca Servicios Esquerdo, firma inmobiliaria que también se vio abocada a la antigua suspensión de pagos en 2017 y que adeuda a las arcas públicas 97,3 millones.

Otra promotora, CCF 21 Negocios Inmobiliarios, con sede en Madrid, también debe al fisco 92,8 millones, mientras que Bitango Promociones, con sede en San Sebastián de los Reyes, adeuda 79,6 millones.

Anca Corporate, vinculada al presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán, suma 50,4 millones, mientras que Natica Classic, especializada en el alquiler de bienes inmuebles, se mantiene con 60 millones.

Entre los morosos del sector inmobiliario figuran también las valencianas Residencial Mira Llevant, con una deuda de 41,87 millones, y PYQ Vent del Maresme, con una deuda de 34,4 millones, y la promotora inmobiliaria madrileña Rivoire y Carret Española, con una deuda de 31,9 millones.

La concesionaria Accesos de Madrid, que gestionaba las autopistas quebradas R-3 y R-5, que han revertido al Estado, mantiene una deuda de 38,5 millones de euros.

Asimismo, Hullera Vasco Leonesa también se encuentra entre los mayores deudores del fisco con 34 millones.

La promotora Belqueba, vinculada en su día con el liquidador Ángel de Cabo se mantiene en la lista con 30,76 millones, mientras que Tersicia suma 22,05 millones y la inmobiliaria andaluza Sun Farm, 32 millones.

Fink 2010, sociedad relacionada con el ex primer teniente de alcalde de Marbella en la etapa de Gil, Pedro Román, imputado en el caso Malaya, adeuda 26,14 millones de deuda.

Figuran también en la lista Bruesa Construcción y Bruesa Inmobiliaria, del grupo constructor presidido por Antonio Pinal Gil, que juntas adeudan cerca de 22 millones de euros.

Entre los mayores morosos también hay empresas de seguridad. Con una deuda de 22,5 millones, se encuentra Segur Ibérica, que presentó concurso en 2017 y que había presidido el exministro de Defensa Predro Morenés antes de llegar al Gobierno, y Ombuds, participada por la familia Cortina, suma 34,4 millones.

Desguaces La Torre (21,4 millones), la constructora el liquidación Colmar (18 millones), la sociedad de alquileres Core Investments (33,3 millones), también en liquidación, o el fabricante de estructuras metálicas Coperfil Obras y Servicios (28 millones), también en liquidación, se encuentran entre los más morosos de España, una lista en la que también está Inmobiliaria Chamartín, con 20 millones, o Abengoa con 12,5 millones.

LAS PERSONAS MÁS MOROSAS

Además del futbolista brasileño Neymar, con una deuda de 34 millones de euros, y de "Sandokán", también figuran la empresaria vinculada al sector de la construcción Carmen Elena Blázquez del Pozo (10,07 millones), el exbanquero Mario Conde, con 8,37 millones, y José Carretero Deblas, con 9,68 millones de euros.