EFEValència

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poors ha mantenido el 'rating' que otorga a la Comunitat Valenciana en BB para su deuda a largo plazo, con perspectiva estable, y valora muy positivamente el apoyo financiero del Gobierno central a la Comunitat Valenciana mediante los mecanismos que suministran liquidez y, sobre todo, los creados expresamente para afrontar el impacto de la pandemia de la Covid-19.

En concreto, la agencia hace referencia al funcionamiento del sistema de financiación que liquida los ingresos en t+2, aumentando las entregas a cuenta en 2020 a pesar del esperado descenso en la recaudación de los tributos, así como al Fondo Covid de 16.000 millones que el Estado aprobó en junio de 2020 para cubrir el gasto adicional en sanidad, educación y transporte, y la caída de los ingresos en los tributos propios.

El informe de S&P indica también que el déficit previsto para 2020 será mejor que el de 2019. La decisión del Gobierno Central de mantener las entregas a cuenta a las CCAA y los fondos adicionales para hacer frente a la pandemia permitirán tener un mejor resultado en las cuentas regionales, una conclusión que está en línea con las estimaciones internas de la Conselleria de Hacienda.

Asimismo, el informe considera positivo que la mayor parte de la deuda de la Comunitat sea a través de los mecanismos especiales de financiación, en concreto un 84 %, lo que supone que los costes financieros son reducidos y, por lo tanto, convierten en asumible la sostenibilidad de la deuda, ya que la Comunitat solo dedica el 2,1 % de sus ingresos operativos al pago de los intereses de la deuda.

En este sentido, el informe menciona el esfuerzo realizado por la Generalitat para conseguir, a través de entidades financieras. En concreto, mencionan que durante el año 2020 la Comunitat ha conseguido refinanciar con éxito, a través de operaciones con diversas entidades financieras, préstamos ya existentes por un importe aproximado de 2.200 millones, con un importante ahorro en costes financieros.

Por otro lado, la entidad hace mención en su informe a la suspensión de las reglas de gasto, el objetivo de déficit y el nivel de deuda, para los años 2021 y 2022, por parte del Gobierno central. Asimismo, señala que la nueva referencia de déficit no vinculante es del 2,2%, destacando que la mitad del nuevo objetivo se cubrirá a través de un fondo de 13.500 millones que permitirá financiar parte del déficit.

Por último, también valora los 10.000 millones de euros procedentes de los Fondos REact de la Unión Europea que serán gestionados por las Comunidades autónomas en el periodo 2021-2022.

Standard and Poors señala en su informe que la calificación crediticia de la Comunitat Valenciana subiría en el caso de que el Gobierno central tome medidas estructurales, como la reforma del sistema de financiación autonómica o que el Ejecutivo español absorba parte de la deuda, lo que supondría, en ambos casos, una mejora de las ratios presupuestarias. La agencia de calificación de riesgos ha asegurado que estas medidas deberían de llevar consigo un compromiso de consolidación presupuestaria. EFE

ftv