EFEValència

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poors ha mantenido a nota que otorga a la Comunitat Valenciana en BB para su deuda a largo plazo con perspectiva estable, han informado fuentes de la Generalitat.

 La entidad norteamericana valora el apoyo financiero del Gobierno central a la Comunitat Valenciana mediante los mecanismos que cubren todas las necesidades financieras habituales, así como con otras medidas estatales como los Fondos no Reembolsables, que en total ascienden a 16.000 millones, para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19, y que todavía están pendientes de reparto entre las comunidades autónomas.

 Asimismo, el informe considera positivo que la mayor parte de la deuda de la Comunitat sea a través de los mecanismos especiales de financiación, en concreto un 84 %, lo que supone que los costes financieros son reducidos y, por lo tanto, convierten en asumible la sostenibilidad de la deuda.

 Según las cifras del informe citadas por la Generalitat, en 2019, la Comunitat solo dedica el 3,47 % de sus ingresos operativos al pago de los intereses de la deuda, a pesar del volumen de 48.433 millones de euros de deuda a 31 de diciembre de 2019.

Por otro lado, el informe menciona el esfuerzo realizado para conseguir, a través de entidades financieras, refinanciar con éxito préstamos ya existentes con un importante ahorro en costes financieros.

La agencia de calificación también reconoce que los ingresos de la Comunitat Valenciana procedentes del actual sistema de financiación están por debajo de la media del resto de comunidades autónomas, y señala la posición reivindicativa de la Comunitat para la reforma de este sistema y su apuesta por priorizar el objetivo de mejorar las prestaciones a la ciudadanía, incrementando el gasto per cápita a costa de un retraso en el proceso de consolidación fiscal.

El informe indica también que en 2020 los ingresos por las entregas a cuenta del modelo de financiación crecerán para la un 9,4 %, frente al 7,3 % de media en el Estado, además del aumento que se produzca por las transferencias de los Fondos no Reembolsables.

 Finalmente, la Agencia de Calificación señala que la Comunitat seguirá incrementando la deuda debido, entre otras razones, al efecto añadido de la COVID-19.

Standard and Poors ha apuntado en su informe que la calificación crediticia de la Comunitat Valenciana subiría en el caso de que el Gobierno central tome medidas estructurales, como la reforma del sistema de financiación autonómica o que el Ejecutivo español absorba parte de la deuda, lo que supondría, en ambos casos, una mejora de los ratios presupuestarios.

La agencia de calificación de riesgos ha asegurado que estas medidas deberían de llevar consigo un compromiso de consolidación presupuestaria o, de lo contrario, la Comunitat Valenciana deberá vigilar sus métricas presupuestarias.