EFEValència

La Inspección de Trabajo tiene programado realizar un total de 55.809 actuaciones durante el presente año en la Comunitat Valenciana, según ha anunciado el director territorial de la Inspección de Trabajo, Francisco Rogero, durante una jornada de trabajo celebrada hoy en la sede de la Federación del Metal (Femeval).

De entre los principales objetivos del Plan de Actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la Comunitat Valencia, Francisco Rogero ha señalado "la recuperación de derechos laborales, la mejora de las condiciones de trabajo, la lucha contra la precariedad laboral y el fraude, la aplicación de la perspectiva de género en las relaciones laborales y los convenios colectivos y la sostenibilidad presente y futura de la Seguridad Social".

El plan contempla la realización de 15.828 actuaciones en Alicante, 7.536 en Castellón y 32.445 en Valencia. La prevención de riesgos, la vigilancia del empleo y las relaciones laborales, el fraude a la Seguridad Social, y la lucha contra la economía irregular son las cuatro grandes áreas sobre las que pivotará la actividad inspectora.

En su intervención, el director de la Inspección de Trabajo, Francisco Rogero, ha señalado la intensificación de las inspecciones relacionadas con la prevención de riegos laborales en los sectores con mayor índice de accidentes.

De las 12.270 actuaciones que se realizarán en este área, 4.591 se centrarán en comprobar las condiciones de seguridad en el trabajo en diferentes sectores productivos, destacando entre ellos el sector de la construcción.

En cuanto al empleo y las relaciones laborales, las inspecciones se orientarán "a mejorar el mercado de trabajo", mediante la lucha, de forma prioritaria, contra el fraude en la contratación temporal y, a tiempo parcial, en las subcontrataciones y los fraudes en los contratos formativos.

De las 12.270 actuaciones previstas en este área, el 39 % serán actuaciones destinadas al control de la contratación y el 31 % a las condiciones de trabajo, en las que se vigilará el tiempo de trabajo, las horas extraordinarias no declaradas y no abonadas, y el incumplimiento del registro de jornada acordado con los trabajadores.

La Inspección de Trabajo también fiscalizará con 13.295 controles el cumplimiento de las obligaciones con la Seguridad Social, el correcto encuadramiento de trabajadores y empresas, el trabajo "no declarado", el "falsamente declarado" y la regularización de los falsos autónomos.

Asimismo, se realizarán 16.698 actuaciones para luchar contra la economía irregular con especial atención a los sectores que registran una mayor incidencia de trabajadores extranjeros como la agricultura, la construcción, la hostelería, y el comercio.

En cuanto a las explotaciones y cultivos agrarios, se realizarán 725 inspecciones, especialmente durante las campañas de recogida de fruta.