EFEValència

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, se ha mostrado partidario de que la administración tenga "comprensión" para hacer posible que los establecimientos "no mueran de inanición", en relación a la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) "hasta que haga falta".

"Si en este momento no se tiene comprensión como para hacer posible que los establecimientos no mueran de inanición, nos estaríamos equivocando", ha sostenido Colomer durante su comparecencia en Les Corts para explicar las actuaciones llevadas a cabo en el sector turístico con motivo de la pandemia.

En respuesta a los grupos parlamentarios, Colomer ha defendido pactar los protocolos sanitarios a nivel europeo o, como mínimo, en el ámbito nacional, ya que, según ha dicho, "en eso nadie se puede avanzar a otro si hablamos de contagios".

En origen, el mercado emisor tiene que ofrecer garantías también, según Colomer, que ha afirmado que para las personas es "muy importante" saber si pueden viajar, y disponer al menos de un informe médico reciente.

"Máxima seguridad en salidas y un territorio preparado para garantizar la seguridad", ha dicho el secretario autonómico, que ha añadido que el "covid free" no es "lo más recomendable" porque se trata de transmitir confianza y "no engañar", y no hay informe clínico o epidemiológico que pueda garantizar "el libre de virus".

Colomer también se ha referido a la apertura de fronteras para el turismo internacional y, aunque ha reconocido las "contradicciones" del Ministerio de Sanidad, ha admitido que no estamos en una época "fácil" sino en una crisis sin precedentes, y hay que aprender de los errores cometidos.

Respecto a las recomendaciones de Turisme en las playas, ha avanzado que la Generalitat dispondrá de una web que concentre toda la información y ponga a disposición de los usuarios la situación de estos espacios en cada momento.

Sobre las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, de que el turismo tiene bajo valor añadido, Colomer ha admitido que ese análisis le dolió, fue "un error" que no ayuda "en el peor momento" con un sector "noqueado", si bien ha indicado que tiene el derecho a decirlo y ha asegurado que su primera lealtad es con el sector turístico, y la segunda con su gobierno.

"Puede haber matices, eso es enriquecedor", ha añadido en tono conciliador.

Colomer ha expuesto en Les Corts un decálogo de retos estratégicos de la Comunitat, que incluye la transformación digital, aspecto en el que ha afirmado: "O somos innovadores o seremos baratos".

Ha explicado que la tecnología puede ayudar a conocer mejor al cliente para acertar en las estrategias de marketing y segmentar la promoción, y ha citado como ejemplo el "bird watching" pues existe más de un millón de fichas federativas en sociedades ornitológicas en Reino Unido.

La formación en capital humano es otro de los retos y el nuevo CdT de Els Ports permitirá tener a 75 personas en el hotel escuela. Además, se pondrán en marcha dos CdT más en interior en Alcoy y Requena.

Turisme apuesta también por la calidad certificada y medible, y ha anunciado el lanzamiento de una tercera categoría de formatos musicales más experienciales y de formato más pequeño para llegar a más espacios (Mediterranew experience).

La economía verde en el turismo (cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sostenibilidad ambiental), un plan de regeneración de los destinos maduros, básicamente del litoral, el diálogo social para dignificar el empleo y combatir el intrusismo y la competencia desleal son otros ejes de futuro.

Colomer ha abogado por replantear el papel de la gran turoperación alentando nuevas formas de distribución para poder controlar la trazabilidad del consumo turístico, así como por la cogobernanza y la marca ligada a los valores mediterráneos, estilo de vida y hospitalidad.