EFEBenidorm (Alicante)

El grupo inmobiliario Urbas invertirá un total de 28 millones de euros en la torre residencial Benidorm Beach, un rascacielos ubicado a escasos metros de la playa de Poniente de Benidorm (Alicante), que contará con 126 metros y 36 plantas, que será el quinto edificio más alto de Benidorm y que contará con la piscina residencial más alta de España.

Según ha afirmado la firma, la compañía ejecuta el proyecto a través de la constructora ECISA, con tal de edificar el primer rascacielos de la ciudad en la era poscovid y que ha sido ideado para ubicar una piscina en la planta 26, a 80 metros del suelo.

Han afirmado que el nuevo rascacielos "se convertirá en un edificio emblemático tanto por su diseño vanguardista como por el uso y la aplicación que hace URBAS de tecnologías innovadoras, sostenibles y eficientes en la construcción de viviendas residenciales".

En este sentido, han asegurado que la empresa "se consolida como una de las principales referencias en la construcción de edificios singulares que exigen una gran especialización y experiencia", puesto que ya han ideado los hoteles Bin Samikh, de 42 plantas; el JW Marriott, de 53; y el Waldorf Astoria, de 45, los tres en Doha, Qatar.

En España, concretamente en Benidorm, han realizado los proyectos del Mirador del Mediterráneo, de 32 plantas; el edificio Neptuno, de 35; el Torre Don Jorge, de 34 plantas, o el Neguri Gane, de 44, mientras que otro de los proyectos "más singulares que está ejecutando es Anboto Dorrea, el edificio residencial más alto de Euskadi y el segundo más alto de Bilbao".

Han indicado que esta nueva promoción en Benidorm albergará 196 viviendas en una urbanización privada, con gran variedad de zonas comunes, dos piscinas, jacuzzis, chillout, zona de juegos infantiles, dos pistas de paddle, circuito de running, gimnasio cubierto, piscina climatizada, solárium y terraza cubierta de 150 metros cuadrados. EFE

1012026

sys/crn