EFEValència

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha empezado a obsequiar a los buques que realizan escala por primera vez en los puertos de València, Sagunto y Gandia con "socarrats", las tradicionales baldosas valencianas de barro cocido.

La APV ha cambiado las metopas, de plástico u otros materiales, por "socarrats" para hacer entrega a los buques o a los navieros que atracan en los puertos de la provincia de Valencia por primera vez de un recuerdo valenciano, según ha confirmado la autoridad portuaria.

Cuando un buque recala en un puerto de la autoridad portuaria valenciana por primera vez, el representante de Valenciaport accede al recién llegado y, en el puente de mando o en un salón de la embarcación, se intercambian las conocidas en el mundo marino como "metopas".

Sin embargo, el representante del puerto ya intercambia el "socarrat", que contiene un dibujo de antiguas embarcaciones valencianas y una inscripción con la fecha para recordar el día de su primer atraque en los muelles de Valenciaport.

Tradicionalmente, las metopas suelen ser de metal, plástico o vidrios nobles como plata, bronce, latón o metacrilatos, mientras que la APV ya no regala estos recordatorios de primeras escalas en formatos de plástico o de metal, sino que ha sustituido las metopas por la baldosa cocida en los hornos artesanos de varios artistas de la provincia.