EFEValència

El vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda, Hector Illueca, ha presentado este lunes las ayudas a la mejora de la accesibilidad en elementos comunes de los edificios de viviendas, a las que se destinan 12,2 millones.

Illueca ha explicado que a las ayudas podrán acceder las personas propietarias de edificios de viviendas, administraciones y entidades públicas propietarias de viviendas, comunidades de propietarios, sociedades cooperativas de viviendas, y empresas constructoras, arrendatarias o concesionarias de edificios residenciales, según ha informado la Generalitat.

Según Illueca, esta iniciativa ha surgido porque la pirámide de población refleja una sociedad en fase de envejecimiento que hará que pronto haya más personas dependientes y con movilidad reducida. "En la actualidad, más de 15.000 personas no pueden salir de sus casas porque el inmueble en el que residen no es accesible", ha destacado.

La cuantía máxima de las ayudas por vivienda, teniendo en cuenta la puntuación por categoría catastral y renta media de la unidad de convivencia, "podrá ir de 3.000 a 9.000 euros, cantidades que pueden aumentar si conviven personas con discapacidad", ha matizado Illueca.

Mediante este tipo de ayudas se busca potenciar la aceleración de la rehabilitación integral de edificios de viviendas en la Comunitat ya que, a lo largo de esta década, un tercio del total alcanzará los 50 años de antigüedad y durante las dos décadas siguientes, más de la mitad.

El director general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Alberto Rubio, ha apuntado que para facilitar su desarrollo, la Cnselleria ha instaurado las figuras de agentes de la rehabilitación y de gestores de la rehabilitación, que facilitarán el proceso de la tramitación de ayudas y ejecución de las obras a las comunidades de propietarios.

La orden de ayudas entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana y las solicitudes se deberán tramitar telemáticamente.

El plazo para ejecutar las obras de mejora de la accesibilidad no podrá exceder los 24 meses, contados desde la fecha de concesión de la ayuda.