EFEMadrid

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha manifestado esta mañana, en un desayuno informativo de la Agenda 2030, que esta ciudad “debe aprovechar la oportunidad de especializarse en sectores de alto valor añadido como el tecnológico”, para convertirse en un “referente de la industria en el Mediterráneo”.

Durante el Foro de la Nueva Ciudad, el mandatario ha señalado cómo, desde el Ayuntamiento, han impulsado el proyecto Alicante Futura, que, a través de la formación laboral y el desarrollo de transformaciones urbanísticas “facilitará la implantación de sectores productivos vinculados a las nuevas tecnologías”.

En los últimos años, la ciudad ha generado alrededor de un millar de empleos digitales y, la implantación de compañías del sector se han incrementado hasta alcanzar las más de seiscientas desde 2012.

Desde su llegada al frente de la institución, en abril de 2018, Barcala ha explicado que su equipo “ha sacado a la Administración de la parálisis en las que estaba, con actuaciones en más de 600 calles, mejorando nuestras playas y nuestros parques infantiles”.

Una de estas iniciativas para alinear los proyectos municipales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS), ha sido “la modernización del Acceso Sur, una asignatura pendiente en nuestra ciudad”, con una inversión de 3 millones “para la construcción de una plataforma ciclo peatonal y un paseo con zonas ajardinadas con vistas al mar”.

En ese sentido, el alcalde popular ha declarado que su partido ha ejecutado cerca del 25 % de los fondos europeos EDUSI para el desarrollo y transformación urbana, cuando, hasta su llegada, “solo se habían utilizado el 3 % de estos recursos”.

A la apuesta por la sostenibilidad, “con proyectos para instalar paneles solares en 33 colegios públicos”, y una inversión “de más de cinco millones y medio en alumbrado eficiente”, Barcala confía en incrementar el tejido empresarial alicantino con una política de incentivos fiscales junto a una modernización administrativa y seguridad jurídica.

“Tenemos una necesidad imperiosa de ampliar el tejido productivo diversificado que resista los ciclos económicos sucesivos”, ha matizado.

Preguntado si estaba interesado en proyectos como la noria más grande Europa, que podría acoger Madrid, ha respondido que “a Alicante nos interesaba, pero se nos adelantó Almeida”, y ha agregado que “lo que no quiera Joan Ribó es bueno para Alicante”.

Respecto a la pandemia del coronavirus, el alcalde ha pedido “medidas sensatas” ante un problema globalizado, que exige “estar alerta sin caer en alarmismos”.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha enumerado los “grandes hitos” de la gestión municipal alicantina, con “una bajada de un 5 % de impuestos municipales, un ahorro de 4,5 millones de euros para los ciudadanos, y la aprobación de unos presupuestos consensuados”, que, según sus palabras, aumentaron el gasto social.

Además, Egea ha opinado que el ejemplo del gobierno municipal, en coalición con Ciudadanos, promueve “el diálogo y la cooperación frente a los escándalos que están protagonizando la izquierda en la Comunitat Valenciana”, y ha matizado que esta coalición debe marcar el camino del centro derecha, el cual “va a terminar en Moncloa”.