EFETesalónica (Grecia)

El escritor súperventas de novela histórica Santiago Posteguillo siempre quiso escribir sobre Julio César y es ahora cuando acomete un proyecto que se prolongará durante más de una década con seis novelas sobre este personaje que cambió la historia y al que considera "el Zelenski de la época".

Hace dos años que Santiago Posteguillo (Valencia, 1967), el autor más importante de novela histórica en español y con cuatro millones de lectores, comenzó a escribir "Roma soy yo", de Ediciones B y que llega la próxima semana a las librerías en España y Latinoamérica.

Posteguillo acaba de presentar en la ciudad de Tesalónica (noreste de Grecia) esta novela que da comienzo a lo que considera su gran desafío literario, para el que se lleva preparando durante años, dice, y que no quiere limitar a una trilogía o bilogía como ha hecho con otros personajes en libros anteriores, como Escipión, Trajano o Julia.

Porque Julio César es el personaje histórico sobre quien pivota todo el imperio romano y, en consecuencia, toda la civilización occidental, explica Posteguillo sobre este líder y militar romano "que se enfrentó a los oligarcas" como lo ha hecho el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

A lo largo de su proyecto, Posteguillo quiere cuestionar la visión que existe sobre Julio César, un personaje mucho más complejo que la idea que es "decir que es un genocida que mató a mucha gente en las Galias", y aunque no quiere "suavizarle", subraya que no podría pasarse doce años de su vida escribiendo sobre alguien que no admire: "en mi visión de conjunto primará lo admirable sobre lo censurable".

Posteguillo ha viajado con un grupo de periodistas españoles al yacimiento de Pella, la ciudad macedonia donde, dos siglos antes de la época de Julio César, nació Alejandro Magno y de donde eran originarios unos personajes clave en la historia del que será uno de los protagonistas más importantes de occidente.

Y es que este escritor, filólogo, lingüista y profesor universitario aborda en esta novela el momento en el que Julio César comenzó a ser conocido como alguien relevante para los romanos.

Cuenta su primera gran aparición pública, en el año 77 a.C., cuando intervino con 23 años como fiscal en representación de los macedonios en un juicio en el foro de Roma, una causa contra el corrupto senador Dolabela al que acusan de horribles crímenes en una Roma gobernada por el todopoderoso dictador Sila.

Para Posteguillo, hay personajes que sí pueden cambiar la historia y Julio César es uno de ellos, mientras que Sila "es una especie de Putin que no cree que vaya a aparecer un Zelenski que se le oponga", como hizo el protagonista de su libro contra la oligarquía de la época.

Una época del imperio romano en la que dos facciones se enfrentaban: los partidarios de repartir la riqueza con el pueblo, que eran los senadores populares como el tío de César, o los corruptos "optimates".

"Roma estaba sacudida por un tremendo conflicto entre los que estaban a favor de repartir la riqueza y las élites oligarcas que querían seguir expoliando", sostiene Posteguillo, que asegura que entonces Tesalónica "era un sitio donde se podía robar mucho".

Julio César se opuso a esos corruptos pero ¿cómo pudo hacerlo un joven de 23 años? se pregunta Posteguillo y explica cómo el joven patricio romano fue el único que aceptó la propuesta de los macedonios, un pueblo de gran riqueza a los que oprimía el senador Dolabela, gobernador de la zona, de representarles en un juicio para llevar la acusación contra el oligarca, desafiando así al poder de las élites para defender al pueblo de Roma.

Los detalles del juicio que se celebró en el foro, un episodio poco conocido y nunca antes novelado, convierten esta historia en un "thriller" judicial histórico a través del cual se irán conociendo también personajes como su madre, Aurelia, la que forjó su carácter indómito; su tío Cayo Mario, el cónsul y militar que le adiestró en el arte de la guerra, o Cornelia, su amada primera esposa.

En los siguientes libros de la serie, el autor abordará episodios claves en la vida de Julio César y su leyenda, desde la Guerra de las Galias hasta la historia de amor con Cleopatra, una saga en la que pondrá de relieve las similitudes con Alejandro Magno.

Unos acontecimientos que harán que su nombre, César, se identifique a lo largo de la historia con el poder y el éxito y que Posteguillo quiere contar a partir de ahora con la experiencia que le ha dado publicar más de 7.000 páginas sobre la antigua Roma.

Porque, sostiene, "su vida, su leyenda, su mito, son demasiado grandes para que uno se atreva a abordarlos si no se siente adecuadamente equipado. Ahora, la suerte está echada. 'Alea iacta est'".

Carmen Naranjo