EFECastellón

El sector de la autocaravana en España afronta 2018 con unas expectativas de crecimiento del 30 % gracias a que este tipo de turismo por carretera está "de moda" debido a su flexibilidad y se matriculan al año 4.000 vehículos en territorio nacional.

Entre los retos del nuevo año, representantes del sector consultados por EFE abogan por un aumento de las áreas de pernocta autorizadas que están instalando muchos ayuntamientos de España y también por las tarifas especiales en los cámpines.

Así lo explican a EFE el director gerente de Benimar, empresa líder en fabricación de autocaravanas en España y que tiene su planta en Peñíscola (Castellón), Fernando Ortiz, y el delegado ejecutivo de la patronal del sector Aseicar, Raúl Vaquero.

Ambos coinciden en que en 2007 el sector gozaba de un momento "boyante" y se llegaron a matricular 2.896 autocaravanas, pero la crisis provocó una caída de las ventas de hasta el 47,41 % en 2008.

Sin embargo, durante los dos últimos años el crecimiento mes a mes ha traído aumentos de hasta el 40 % en las matriculaciones y se ha llegado a superar las 4.900 al año en 2017, una tendencia que se espera que se mantenga en 2018, que podrían crecer un 30 %.

Desde la fábrica de Benimar, donde trabajan 250 personas y en la que se produce una autocaravana cada media hora, Ortiz explica que este vehículo ha tomado el relevo a la moda de segunda residencia.

A su juicio, cada vez más los usuarios aprecian la libertad de viajar en este tipo de transporte y las posibilidades que ofrece "tanto si eres aficionado al esquí, a visitar capitales europeas o te gusta la playa".

Esa flexibilidad se valora cada vez más por el viajero, añade Ortiz, un extremo que ratifica José Llansola, gerente de Autocaravanas Llansola en Castellón.

Además esto se añade a la ventaja de que "hay poblaciones a las que no se puede llegar sin la autocaravana" por carecer de infraestructura turística, según Llansola.

El auge del sector viene impulsado además no solo por el hecho de que cada vez se compran más autocaravanas, sino también por el crecimiento del número de empresas que se dedican a su alquiler.

Para consolidar este crecimiento, el sector aboga por el aumento de áreas de pernocta autorizada, una instalación que suele ser municipal, de bajo coste y con "bajo impacto visual o ecológico".

Estas áreas, coinciden Ortiz y Vaquero, contribuyen a atraer turistas a lugares pequeños o recónditos y además ayudan a la desestacionalización en el turismo, pues hasta España -especialmente al área mediterránea y andaluza- acuden muchos turistas extranjeros jubilados en autocaravana que vienen principalmente en la temporada baja, buscando las buenas temperaturas y el sol.

Se trata además de un viajero "respetuoso, de clase media-alta" y que llega a generar un consumo diario de 100 euros al día en supermercados, farmacias, pequeños establecimientos locales y restaurantes.

Actualmente, según datos de Aseicar, llegan a España 250.000 autocaravanas al año y en territorio nacional hay 45.000 de estos vehículos.

Para garantizar una estancia más cómoda al viajero, se apuesta por estas áreas de pernocta que además cubrirían el vacío legal existente en torno a la pernocta en autocaravanas en general, explica Vaquero, ya que la única legislación que se les aplica es la general sobre estacionamiento.

Por ello, se apuesta también por fomentar en los cámpines las zonas especiales que cobran una tarifa menor a las autocaravanas que solo pasan la noche sin utilizar los servicios del establecimiento.

El gerente de la Federación Española de Empresarios del Cámping, Sergio Chocarro, explica a EFE que el sector "ve positivo todo aquello que mueva viajeros".

Sin embargo, reclaman que estas áreas municipales "cumplan la misma normativa que los establecimientos turísticos", que deben, por ejemplo, "tener vigilancia 24 horas y hacer un registro de viajeros para la Administración".

En localidades como Peñíscola, según explican a EFE desde el Ayuntamiento, no hay un área de pernocta pero sus cámpines ofrecen tarifas especiales para autocaravanas y están "llenos de viajeros del norte de Europa durante el invierno", y durante 2017 estas estancias de larga duración han experimentado un gran aumento.

Rosabel Tavera