EFEValència

El portavoz del PSPV-PSOE, Jorge Rodríguez, asegura que este partido no necesita "especialistas en ganar congresos, sino especialistas en ganar a la ciudadanía" y resolver los problemas de esta, por lo que no se pueden permitir "el lujo" de dedicar más tiempo a "pelearse" entre ellos.

Rodríguez ha indicado en una entrevista con la Agencia EFE que "no hay ninguna duda" de que el president de la Generalitat, Ximo Puig, será el candidato a la reelección en los próximos comicios autonómicos, y matiza que, "si la hubiera, eso sería dinamitar un capital político que ha costado veinte años conseguir".

El dirigente socialista afirma que espera que los congresos locales que el PSPV-PSOE celebrará este año sean "tranquilos", pues "igual toca ya trabajar un poquito; llega un momento en que el partido no puede perder tanto tiempo en procesos internos".

"Sobre todo porque, lamentablemente, hay demasiada gente que se despista con los procesos internos y no se dedica realmente a lo que nos tenemos que dedicar, que es a los ciudadanos", añade.

El también presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent considera que el principal reto del PSPV-PSOE para 2018 ha de ser ir consolidando las alcaldías de la Comunitat donde gobierna e ir preparando alternativas allá donde no tienen la vara de mando.

El PSPV-PSOE "es un partido profundamente municipalista, y lo que está claro es que cuando en el ámbito local nos va bien, nos va bien en todos los ámbitos", afirma el portavoz del partido, quien recuerda que tienen un "altísimo" porcentaje de alcaldías y están "en la práctica totalidad" de los ayuntamientos de la Comunitat.

Respecto al gobierno de la Generalitat, donde el PSPV-PSOE gobierna junto a Compromís y con el apoyo de Podem en Les Corts, asevera sin "ninguna duda" que en 2018 "el grado de complicación irá subiendo", tanto en el Consell como en los ayuntamientos, pues "todo el mundo trata de arrimar el ascua a su sardina".

"El nivel de nerviosismo siempre es inversamente proporcional a lo que queda de legislatura: a menos tiempo de legislatura, más grado de nerviosismo", avisa Rodríguez, quien augura que, ante la cercanía del periodo electoral, se intentarán "acentuar las diferencias" entre los partidos de gobierno.

No obstante, lanza una advertencia: "Espero que nadie cometa la torpeza de tratar de llevas esas diferencias al límite, porque creo que el electorado no va a perdonar la irresponsabilidad en este momento".

Así, destaca que el conjunto de la Comunitat Valenciana vive un momento "clave", pues se está viviendo una recuperación económica, el propio Banco de España destaca el dinamismo del empleo e incluso 350 empresas catalanas han buscado "refugio" en esta tierra, porque ven "estabilidad" y "responsabilidad" en las instituciones.

"Las legítimas diferencias no pueden poner nunca en peligro un proyecto común que es crucial en este momento para los valencianos", señala el portavoz socialista.

Respecto a la tasa turística, que Podem pedía implantar en 2018 en la Comunitat, cree que no se aplicará esta legislatura, pues no hay un "absoluto consenso" en el sector afectado y además la política impositiva requiere "de mucho estudio", ya que implantar un impuesto no es lo mismo que "asfaltar dos calles".

Finalmente, Rodríguez indica que toca trabajar en el año y medio que queda de legislatura para preparar y tratar de ganar las próximas elecciones autonómicas, para lo cual hay que estar al lado del secretario general del PSPV-PSOE y president de la Generalitat con el fin de conseguir que cada vez sean mejores los resultados.