EFEValència

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha defendido que la reunión que mañana tendrán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, es "fruto de la presión" de Pedro Sánchez para que "la tercera fuerza del Congreso también despache con el presidente".

A preguntas de los periodistas sobre la reunión que Rajoy e Iglesias celebrarán mañana sobre la situación en Cataluña, Ábalos ha defendido un mensaje de "unidad de todas las fuerzas" que respetan la Constitución y quieren "abrir un nuevo tiempo dentro de un marco legal, de respeto, basado en el Estado de Derecho".

En ese marco, ha valorado que ya cuando se iba a aplicar el artículo 155, en la primera ronda de contactos de Rajoy, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, le "planteó la necesidad de que se reuniera con Pablo Iglesias".

"En esta ocasión en que se han vuelto a reunir se lo ha vuelto a ratificar: es necesario que la tercera formación política del Congreso también despache con el presidente", ha apostillado.

Ábalos ha añadido que se alegran "enormemente" de que se vayan a reunir y ha hecho hincapié en que "ha sido fruto de la presión de nuestro secretario general para que la tercera fuerza política del Congreso forme parte, o al menos intente formar parte, de este respeto a la Constitución".

Además, el secretario de Organización socialista ha asegurado que la situación de Cataluña, ha hecho que se advirtieran elementos que "no son fundamentales pero que tienen que ser considerados".

"Lo fundamental es encontrar un marco de convivencia adecuado en Cataluña, que sea asumible por el resto de España y por eso planteamos esta revisión de la organización territorial", ha señalado.

También ha apuntado aspectos que habría que "adaptar a las circunstancias" y que se desconocían hasta ahora, como "la revisión de la figura delictiva de la rebelión, que estaba vista de acuerdo a la tradición española, que era muy de pronunciamientos militares violentos pero no estábamos acostumbrados a ningún desafío pacífico, pero en definitiva desafío a la propia Constitución".

Igualmente, se ha referido a la toma de posesión como presidente de la Generalitat de Cataluña de Quim Torra, que, según Ábalos, ha "obviado" prometer o jurar respeto a la Constitución y hacer cumplir la ley.

A su juicio, se "debería entender que esto no es una ceremonia, en todo caso es un acto formal que debería perfeccionar el propio acto de la elección y deberíamos revisarlo para que ese grado de compromiso forme parte de una investidura efectiva".