EFEAlicante

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha apostado por que las medidas de disminución de uso de las mascarillas se adopten con la cautela necesaria y siempre "de común acuerdo" entre las comunidades autónomas.

Ábalos ha explicado que esta cuestión no corresponde a su ámbito de gestión aunque sí ha compartido que "en el sentimiento de todos está, al menos en el espacio abierto, poder librarnos cuanto antes de esto", en referencia a la mascarilla.

Y ha proseguido que esta posibilidad de usar menos la mascarilla en sitios abiertos se ha convertido "casi en un síntoma psicológico, de recuperación", aunque es consciente de que hay que acompañar este tipo de medidas con la "cautela necesaria" que aconseje la evolución de la situación sanitaria.

Ábalos ha hecho hincapié, en todo caso, en que es "necesario" que estas decisiones se diriman "de común acuerdo" entre los territorios.

"Somos un modelo descentralizado y complejo pero tampoco no deja de ser España y no tenemos fronteras", por lo cual hay que "intentar cubrir un mínimo de acuerdos comunes más allá de especificidades de cada comunidad".

Ha agregado que, a las puertas del verano, esta coordinación y "coherencia" es indispensable por la movilidad de turistas entre territorios, como por ejemplo con toda seguridad ocurrirá en la provincia de Alicante, donde "va a venir mucha gente".

Asimismo, ha sido preguntado por la reciente iniciativa parlamentaria del PP para la gratuidad total en las carreteras y la eliminación de peajes, y ha comentado que esa proposición no salió adelante pese a que era tentadora.

Sobre este asunto, ha sostenido que "no hay ninguna situación" nueva sino solo unos estudios realizados en los años 2012 y 2018 sobre propuestas de tarificación acerca de las cuales no comparte esos costes ni métodos.

"No hemos avanzado nada", ha insistido Ábalos, quien ha reconocido, no obstante, que en el futuro sí ve "importante conseguir el consenso necesario en torno a la racionalidad en la planificación del uso de las infraestructuras".

Ha apuntado que, en Europa, la Comisión abrirá un debate en torno a la actualización de la directiva de la Euroviñeta y que España es "un poco excepcional" respecto a la tarificación de las vías de alta capacidad.

"Esperamos en este contexto qué plantea Europa" porque "es importante una política de infraestructuras común" al formar todos los miembros del mercado único "parte de un mismo ámbito de movilidad".

"No hay ninguna prisa, no hay afán y no se pretende imponer nada a nadie", ha aclarado el ministro de Transportes y Movilidad, que ha constatado que "hay sectores empresariales interesados en que sea así (peajes) y otros sectores profesionales que no sea así porque les afecta".

Por ello, ha abogado por "encontrar una fórmula para resolver" en favor del interés general, siempre "con la cautela necesaria" y "a la espera de cómo evoluciona el debate en la Comisión Europea".